PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Acorralada por la justicia, Juana entrega a sus hijos a un maltratador Now

Now

Acorralada por la justicia, Juana entrega a sus hijos a un maltratador

H

 

Juana Rivas cumple con el plazo que le había dado la jueza y ha entregado a sus dos hijos a la Guardia Civil

S.L.

28 Agosto 2017 12:33

EFE

La lucha que Juana Rivas inició el pasado 26 de julio para impedir que sus dos hijos tuvieran que volver a Italia con su ex marido maltratador ha llegado a su fin. La jueza había dado de plazo a esta mujer granadina hasta hoy a las cinco de la tarde para entregar a sus hijos al padre, Francesco Arcuri.


Esta mañana, Juana ha cumplido la orden judicial y ha entregado a sus hijos de 3 y 11 años a la Guardia Civil.

Rivas huyó de Italia el pasado año, país donde vivía con Francesco Arcuri, su expareja y padre de los dos niños que tienen en común. El hombre fue condenado en 2009 a tres meses de prisión por malos tratos. Juana volvió con él hasta que el año pasado decidió poner fin a la situación de abuso y viajó a España con sus dos hijos, donde volvió a denunciar por maltrato a su ex pareja.

Sin embargo, Francesco denunció a Juana por llevarse a sus hijos y la lentitud de la justicia ha hecho que se vea obligada a entregar a sus hijos. Era el 26 de julio cuando Juana decidía desaparecer para evitar que sus hijos volvieron con su ex pareja. Las redes se llenaron de solidaridad y bajo el lema #Juanaestáenmicasa, mostraban su apoyo a esta madre de dos niños.

El pasado 8 de agosto, el juzgado emitió una orden de detención contra ella por retención ilícita y desobediencia a la justicia. El pasado martes, Juana se presentaba sola, sin sus hijos, en los Juzgados de Granada. En un primer momento era detenida y la Fiscalía pedía prisión sin fianza para ella, sin embargo, pocos minutos después el juez que instruye el caso la dejaba en libertad provisional.

El pasado viernes, la jueza del juzgado de lo penal 2 de Granada imputaba a la familia de Rivas y a dos de sus asesoras “por su posible participación en la sustracción de los menores” y decretaba que Juana debía entregar a sus hijos este lunes. La entrega se ha producido hoy a las 11 de la mañana.

Por el momento, los niños de Juana se alejan de su madre, demostrando una vez más la graves deficiencias de un sistema judicial que no tiene problemas en dejar que dos menores vivan con una persona condenada por violencia de género.



share