PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Internet está haciendo que cada vez creamos menos en la religión Now

Now

Internet está haciendo que cada vez creamos menos en la religión

H

 

A más uso de internet, menos afiliación religiosa

PlayGround

19 Enero 2018 14:17

Internet nos ha hecho menos dogmáticos. O al menos, en lo que a asuntos religiosos se refiere. Así lo indica el último estudio publicado en Journal for the Scientific Study of Religion, que desvela que a más uso de internet es mucho menos probable que tengamos una “afiliación religiosa” específica o creamos y practiquemos una religión exclusivamente.

El estudio lo realizó Paul McClure, un estudiante de doctorado en sociología de la Universidad Baylor de Texas y para ello utilizó los datos de 2010 de una encuesta nacional de la Organización estadounidense Gallup que preguntaba acerca del uso de Internet y los sentimientos religiosos a ciudadanos estadounidenses.

Descubrió que a mayor uso de Internet de una persona mayor probabilidad de que respaldara afirmaciones como "Todas las religiones del mundo son igualmente ciertas" y " En todo el mundo, sin importar qué religión llamen, las personas adoran al mismo Dios”.

El último estudio publicado en Journal for the Scientific Study of Religion desvela que a más uso de internet es mucho menos probable que tengamos una “afiliación religiosa” específica o creamos y practiquemos una religión exclusivamente.

"También descubrí que el aumento en el uso de Internet se asoció con disminuciones en la afiliación religiosa de cualquier tipo", declaró el autor del estudio a Gizmodo. "Por supuesto, uno puede negarse a estar afiliado a la religión y aún creer en Dios o en un poder superior de algún tipo, pero obviamente hay mucha superposición entre la no afiliación y el ateísmo", añadió.

Según la investigación, internet ha moldeado de manera diferente a otros medios como la televisión la manera con la que interactuamos con la religión. Por ejemplo, al contrario de lo que se pueda pensar, no parece que haya muchas personas que hayan caído en “las eco chambers” religiosas. En cambio, puede haberse dado la posibilidad de que Internet haya expuesto accidentalmente a la gente a multitud de ideas y creencias. Esa exposición nos ha guiado a convertirnos en “manipuladores” religiosos, decidiendo si un estímulo nos agrada o no con tan solo un clic.

Eso ha llevado a datos como estos: el 55% de los estadounidenses no usa internet para acceder a contenido religioso o espiritual, el 23% lo hace como mucho una vez al mes, tres cuartas partes de los estadounidenses nunca hablan de religión en redes sociales y 9 de cada 10 mantenía que internet les había abierto a nuevas perspectivas.

"Espero que mi investigación nos ayude a pensar más sobre cómo la tecnología nos cambia, no solo cómo nos ayuda o nos perjudica. Normalmente no atribuimos a la tecnología el poder de cambiar lo que somos, pero eso es lo que sugiere este documento ", dijo McClure. "En el futuro, espero que podamos comenzar a trazar otras formas menos obvias de que las tecnologías de las últimas dos décadas influyan sobre quiénes somos, cómo pensamos y cómo nos relacionamos con los demás", añadió.

share