PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Francia investiga el asesinato de una anciana judía como un crimen antisemita

H

VÍA FACEBOOK MEYER HABIB
 

La octogenaria logró escapar de Auschwitz cuando solo era una niña

A.P.G.

27 Marzo 2018 14:16

Mireille Knoll murió de forma trágica a sus 85 años. Knoll fue apuñalada y carbonizada el viernes pasado en su casa en el distrito 11 de París (Francia). Knoll vivía sola. Knoll era judía. Esta superviviente del Holocausto fue asesinada de forma violenta por dos individuos que ya han sido detenidos. Las autoridades francesas investigan, ahora, este crimen como un posible “ataque antisemita”.

Según AFP, la autopsia reveló que la anciana fue apuñalada, al menos, una decena de veces antes de que prendieran fuego a su apartamento. Según fuentes policiales citados por AFP, se imputarán cargos por asesinato “relacionados con la religión de la víctima, real o imaginada”. Los detenidos son jóvenes en la veintena, ambos con antecedentes por robo y, uno de ellos, por violación y abuso sexual.

La nieta de Knoll, Noa Goldfarb, dedicó un sentido homenaje en hebreo a su abuela desde Herzliya (Israel):

“Hace veinte años, me fui de París sabiendo que ni mi futuro ni el del pueblo judío se encuentran allí. Pero quién hubiera pensado que estaba dejando a mis parientes donde el terrorismo y la crueldad llevarían a tal tragedia...”, relata. La nieta asegura que su abuela fue asesinada por un vecino “que la conocía bien” y que se aseguró de no dejar ni un solo objeto, carta o fotografía para recordarla.

Knoll logró escapar de Auschwitz cuando solo era una niña. Quién le hubiera dicho que su muerte sería igualmente brutal por culpa del fanatismo. En 1942 logró escabullirse de la redada de Vél d’Hiv en la que más de 13.000 judíos fueron detenidos por la policía francesa y enviados al campo de concentración polaco. Knoll logró escapar hasta Portugal junto a su madre, quien tenía un pasaporte brasileño.

Al cabo de unos años, Knoll regresó a París y se casó con un hombre también superviviente del Holocausto, fallecido a principios de los 2000. Desde entonces, Knoll residía sola.

La comunidad judía en Francia ha condenado duramente el asesinato, al que ha tachado de “bárbaro”. La muerte de Knoll llega un año después de otro asesinato brutal, el de Sarah Halimi, una mujer de 65 años, vecina de Knoll, que fue golpeada y defenestrada de su casa por otro vecino musulmán.

Francia es el país con la comunidad judía más grande de Europa, la tercera mayor del mundo después de Estados Unidos e Israel. En los últimos años, se ha dado una creciente ola de violencia y ataques antisemitas contra esta parte de la población. También han sido blanco de numerosos atentados islamistas. En enero de 2015, un terrorista de ISIS se atrincheró en un supermercado judío en París y mató a cuatro clientes, todos judíos. En 2012, un francotirador de Al Qaeda mató a tiros a tres niños, un profesor en una escuela judía en la ciudad suroccidental de Toulouse.

Según el Servicio de Protección de la Comunidad Judía (SPCJ), en 2015 se contabilizaron en Francia más de 800 ataques antisemitas, un 101% más de los 423 que se registraron en 2013. Según datos del 2016, uno de cada tres ataques racistas en Francia se dirigen a judíos, cuando esta comunidad representa solo el 1% de la población.

share