PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo EEUU declara la guerra a China a través de Huawei Now

Now

EEUU declara la guerra a China a través de Huawei

H

Reuters
 

El Departamento de Justicia acusa a la corporación china de telecomunicaciones de más de 10 delitos de fraude bancario y espionaje

PlayGround

30 Enero 2019 16:01

Estados Unidos ha entrado al choque contra China en una forma de guerra fría cuyo epicentro es Huawei. El Departamento de Justicia de EEUU presentó serias acusaciones contra filiales de la corporación china de telecomunicaciones en Estados Unidos y su directora financiera Meng Wanzhou por fraude bancario y espionaje industrial.

La compañía china habría incurrido en 10 delitos al haber engañado repetidamente y durante más de una década a bancos estadounidenses sobre sus actividades en Irán. Por las sanciones impuestas históricamente por EEUU sobre el país persa, ningún banco o empresa estadounidense puede hacer negocios con compañías de ese país, ni con corporaciones que tengan intereses comerciales en él. En el caso de Huawei, esta negó su vinculación con SkyCom, cuando en realidad se ha desvelado que la empresa no era otra que la filial de la corporación China en Irán, a través de la cual burlaba las sanciones y hacía crecer su negocio.

En un caso diferente, el Departamento de Justicia acusa también al gigante chino de haber robado secretos comerciales a compañías estadounidenses de la competencia. En concreto, se acusa a Huawei de haberse hecho de forma ilegal con una tecnología de control de calidad de teléfonos móviles que era propiedad exclusiva de la estadounidense T-Mobile.

En el epicentro del escándalo se encuentra Wanzhou, de 46 años y cerebro de la estrategia para evadir el control de las autoridades estadounidenses sobre las actividades de la compañía. Antes de explotar el escándalo, Wanzhou huyó a Canadá, donde fue detenida el pasado diciembre. Ahora, con las acusaciones hechas públicas, la Fiscalía General de EEUU pide su extradición inmediata para juzgarla, mientras que China se ha interpuesto para pedir al gobierno de Justin Trudeau su liberación.

Las acusaciones de EEUU contra Huawei son la punta del iceberg de un profundo conflicto comercial y geopolítico entre Donald Trump y Xi Jinping. Como parte de su estrategia económica para contrarrestar la influencia china, la administración Trump ha puesto series dificultades a la operativa de la compañía china en su territorio. De hecho, ha impedido la instalación de redes de telefonía móvil por parte de Huawei en suelao estadounidense bajo la sospecha que usan su tecnología como una extensión del espionanje chino.

share