PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Donald Trump se niega a acabar de una vez con la guerra de Afganistán Now

Now

Donald Trump se niega a acabar de una vez con la guerra de Afganistán

H

 

Después de años criticando la intervención militar de EEUU en el país, Trump dice ahora que no retirará las tropas

S.L.

22 Agosto 2017 10:54

 Arte PG

“Mi primer instinto era salir, y a mí, históricamente, me ha gustado seguir mis instintos, pero he oído toda mi vida que las decisiones son muy distintas cuando te sientas en la mesa del Despacho Oval, en otras palabras, cuando eres presidente de los Estados Unidos”.



Con estas palabras anunciaba Donald Trump un giro en su estrategia dentro de una de las guerras más incómodas y largas en las que ha estado inmerso el Ejército de EEUU, la de Afganistán.

Durante muchos años, Trump se había mostrado crítico con el despliegue de tropas en el país y había mostrado su intención de replegarse en cuanto fuera presidente. Sin embargo, en un discurso televisado desde la base militar de Fort Myer, en Virginia, el republicano renunció a nombrar un año para la retirada de las tropas y admitió que actualmente era imposible fijar un final para la guerra de Afganistán.

“En Afganistán y Pakistán, los intereses de Estados Unidos son claros. Debemos detener el resurgimiento de refugios seguros que permitan a los terroristas amenazar a los Estados Unidos. Y debemos evitar que las armas y materiales nucleares lleguen a manos de terroristas y se utilicen contra nosotros, o contra cualquier parte del mundo”, explicó el presidente norteamericano.



“Una retirada apresurada crearía un vacío que los terroristas, incluidos el ISIS y Al Qaeda llenarían de inmediato, tal y como ocurrió antes del 11-S. Y, como sabemos, América se fue de Irak de forma equivocada y apresurada”, señaló el republicano.

Por eso, Donald Trump anunció que cambiaría radicalmente su estrategia en Afganistán, pasando de un enfoque “basado en el tiempo a uno basado en las condiciones”. “He dicho muchas veces lo contraproducente que es para los EEUU anunciar de antemano las fechas en las que pretendemos comenzar o terminar las operaciones militares”, incidió Trump. “No hablaremos de número de tropas, ni de nuestros planes ni de nuevas actividades militares”, explicó el presidente republicano.

Y añadió: “las condiciones sobre el terreno y los horarios no arbitrarios guiarán nuestra estrategia a partir de ahora. Los enemigos de EEUU no deben conocer nuestros planes o creer que pueden esperarnos”.

Durante su discurso, Donald Trump incidió en que “en última instancia, corresponde al pueblo de Afganistán tomar posesión de su futuro, gobernar su sociedad y lograr una paz eterna". "Estados Unidos trabajará con el Gobierno afgano siempre que veamos determinación y avances”, explicó el dirigente republicano que aprovechó su intervención para lanzar una advertencia a Pakistán, país al que ha acusado de ser un “refugio para organizaciones terroristas”.


En Afganistán y Pakistán, los intereses de Estados Unidos son claros. Debemos detener el resurgimiento de refugios seguros que permitan a los terroristas amenazar a los Estados Unidos.

“Hemos estado pagando a Pakistán miles de millones y miles de millones de dólares, al mismo tiempo que están alojando a los mismos terroristas que estamos luchando ... eso va a cambiar de inmediato", advirtió el republicano.

Desde sus inicios en 2011, la guerra de Afganistán ha costado 700.000 millones de dólares, ha acabado con la vida de 2.400 soldados estadounidenses y ha visto pasar a tres presidentes diferentes. Queda por ver si la estrategia militar de Donald Trump consigue acabar con uno de los conflictos más largos en los que se ha implicado nunca Estados Unidos.




share