PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Dimite el presidente de Perú, involucrado en varios escándalos de corrupción

H

 

El último escándalo vincula a Pedro Pablo Kuczynski con una posible compra de votos. La Fiscalía ha solicitado que se prohíba su salida del país

A.P.G.

22 Marzo 2018 20:10

Solo hace 20 meses que Pedro Pablo Kuczynski es presidente de Perú, pero la presión mediática por los numerosos escándalos en los que está implicado ha acabado forzando su dimisión. Kuczynski, un exbanquero de Wall Street de 79 años, tenía varios frentes abiertos: su implicación en el caso Odebrech (que había debilitado fuertemente su imagen); su apoyo al indulto del expresidente Alberto Fujimori y, el último, el escándalo por una supuesta compra de votos. Este miércoles Kuczynski ha anunciado finalmente su dimisión.

La Fiscalía ha solicitado que se prohíba su salida del país. Las autoridades policiales se encargarán ahora, de investigar a fondo su implicación en cada uno de estos casos. "¿Qué le pasa a Perú que cada vez que sale un presidente lo meten preso?", se preguntaba el papa Francisco hace apenas pocos meses durante una visita en Lima (Perú).

No le faltaba razón: el historial político del país está empañado de corrupción, casos de abuso de poder y vulneración de derechos fundamentales. Una decadencia política que persigue al país desde la década de los 90 con la victoria del presidente Fujimori, un autócrata condenado a 25 años de cárcel por corrupción y genocidio.

No sería el único, ni el último. El expresidente Alejandro Toleo está en busca y captura. Otro expresidente, Alan García, es sospechoso de corrupción. Otro más, Ollanta Humala, están entre rejas con su esposa por su también implicación en el caso de la constructora Odebrecht.

Y ahora Kuczynski, que parece que correrá la misma suerte que sus predecesores. “No quiero ser un escollo para la unidad de Perú”, declaró Kuczynski mediante un comunicado. El ahora expresidente justificó su renuncia debido a un “clima de ingobernabilidad” que no le permite “avanzar”. También negó cualquier vinculación con las informaciones publicadas en los medios que, según él, “distorsionan” la realidad.

Kuczynski se ha convertido así en el primer mandatario en ejercicio en perder su puesto por el sonado escándalo de corrupción de Odebrecht, una constructora que admitió haber pagado decenas de millones de dólares en sobornos en varios países latinoamericanos para adjudicarse contratos de obras públicas. La constructora admitió además que hizo aportes de campaña en 2006 y 2011 a los últimos cuatro ocupantes del sillón presidencial peruano, incluido Kuczynski, y a Keiko Fujimori.

La salida de Kuczynski aumenta si cabe aún más incertidumbre al horizonte político del país, que en abril será anfitrión de la Cumbre de las Américas. Se trata de una de las citas más esperadas de los últimos años y en la que está prevista la presencia del presidente estadounidense, Donald Trump, y una treintena de líderes de todo el continente.

El vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, será quien tome el relevo como próximo presidente.

share