PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Delfines soldado ucranianos capturados por Rusia “prefirieron morir por huelga de hambre”

H

 

Ellos lo llaman patriotismo, nosotros maltrato animal

Elena Rue Morgue

17 Mayo 2018 12:18

Ucrania y Rusia se están actualmente disputando el premio a la explotación animal más ridícula de la historia de la humanidad. Y tiene mérito, porque en eso de usar y abusar de los animales en nuestro propio beneficio nuestra especie lleva miles de años de entrenamiento.

Resulta que, hasta el año 2014, Ucrania tenía un ejército de delfines adiestrados con fines militares. No, no es broma. Y digo tenía, porque en ese año — cuando Rusia readhesionó Crimea — se llevó consigo al “dolphin army” de propina, ya que el centro de entrenamiento de estos mamíferos marinos está en este territorio.

Ucrania le pidió a Rusia que le devolviera a los delfines, pero estos se negaron. Se rumoreaba que los rusos planeaban en reeducarlos y convertirlos en soldados de su bando. No funcionó. Cuatro años después la mayoría de ellos están muertos.

La lectura de Boris Babin, el representante del gobierno ucraniano en Crimea es que la muerte de estos delfines es un “acto de patriotismo”, ya que se han negado a seguir sus órdenes o comer los alimentos que les daban los “invasores rusos”.


“Los animales entrenados se negaron no solo a interactuar con sus nuevos entrenadores rusos, también se negaron a comer y murieron un tiempo después”, dijo al diario ucraniano Obozrevatel.”Muchos soldados ucranianos se toman su juramento y lealtad mucho menos en serio que estos delfines”.

Para Babin los delfines han decidido morir en huelga de hambre por honor, por defender la patria. Los humaniza como si fuesen héroes de guerra que han decidido sacrificarse por devoción a una bandera, cuando esto es una historia más de maltrato animal, por mucho adorno romántico que quieran ponerle a la historia.

No son héroes de guerra, es maltrato animal.

Los delfines desarrollan lazos estrechos con los humanos cuando viven en cautividad. Como los perros, los delfines suelen acercarse corriendo y llenos de alegría y entusiasmo al reecontrarse con personas que han conocido. Como los perros, los delfines pueden llegar a morirse de pena al ser separados de sus referentes humanos, y dejar de comer o directamente de respirar cuando esto sucede.

La gran diferencia es que un delfín no es un animal doméstico, que encerrarlo en un tanque es una atrocidad, y que muestre este tipo de actitudes no es algo bonito que valorar a su favor, es algo terrible que valorar en nuestra contra.

Lograr que un animal salvaje que, a diferencia de un perro, está perfectamente preparado para subsistir en un entorno natural acabe con su espíritu animal tan atrofiado por el cautiverio que decida por sí mismo morir antes que separarse de los únicos humanos que en ese tanque de cristal han constituido su vida es triste, muy triste.

Esos delfines no han muerto por la patria, no entienden ese concepto, no les interesa. Han muerto porque un grupo de personas pensó que tenían derecho a robarles su vida para convertirlos en soldados de su propia causa.

Los rusos, por su parte, han respondido a la defensiva, diciendo que todo eso es propaganda, que los ucranianos tampoco los cuidaban tan bien y que no tiene nada que ver con el patriotismo porque antes de 2014 los delfines ya habían sido desmilitarizados y el proyecto se había ido al garete.

No sé cuántos animales muertos y un señor ucraniano y uno ruso discutiendo sobre si los delfines eran o no patriotas. Es tan ridículo que si fuese parte de una película de Billy Wilder tendría gracia, pero es la vida real.

¿Si los rusos no tenían ningún interés militar en los delfines, aseguran que los ucranianos tampoco iban a darles uso en ese sentido y veían cómo los animales eran incapaces de adaptarse a la convivencia con nuevas personas, por qué no devolverlos a Ucrania para que pudieran sobrevivir?

Tal y como dice The Guardian, en todo este drama sobre el ejército de delfines hay tantos rumores e información falsa que es difícil hacer una criba, pero lo que sí sabemos es que en 2016 el gobierno ruso adquirió 5 delfines, nunca explicó el porqué. ¿A lo mejor pensaban que juntándolos con los ucranianos podrían hacerlos cambiar de bando?

[Vía The Guardian]

share