PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Corea del Norte acaba de liberar a tres prisioneros estadounidenses

H

 

Kim Jong-un ha querido tener un gesto de buenas intenciones con Trump antes de su reunión

A.O.

10 Mayo 2018 15:14

Corea del Norte ha liberado a tres prisioneros estadounidenses como gesto de buenas intenciones antes del encuentro entre Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un. Los tres prisioneros aterrizaron en la base área de Andrews, donde los esperaban Trump y su esposa Melania.

La liberación se produce después de una visita de Mike Pompeo, Secretario de Estado de EEUU, a Pyongyang, la capital norcoreana, para definir con responsables de Corea del Norte la esperada cumbre prevista para finales de mayo o principios de junio entre los dos países tras siete décadas de hostilidad.

En esta diplomacia ha jugado un papel esencial la figura de Pompeo. Ex director de la CIA y miembro ultraconservador del Tea Party, Pompeo reemplazó como Secretario de Estado al anterior en el cargo, Rex Tillerson, magnate petrolero de Exxon Mobil. En el pasado, Pompeo ha tomado partido por políticas cuestionables, como la recolección de datos personales de los ciudadanos por la Agencia de Seguridad Nacional o, en 2014, que defendió las torturas de la CIA en los interrogatorios.

La pasada Pascua, cuando todavía era director de la CIA, Pompeo hizo una visita secreta a Corea del Norte para hablar con Kim Jong-un y otros funcionarios del país de cara a asentar un encuentro entre los dos mandatarios en el que se abordará el posible abandono del programa nuclear de Pyongyang. El país norcoreano ya ha dado pasos. El pasado mes de abril suspendió las pruebas nucleares, el lanzamiento de misiles intercontinentales y el centro de pruebas atómicas Punggye-ri.

El regreso de los tres prisionero allana el camino y muestra que Corea del Norte tiende la mano. Los ex encarcelados, con ciudadanía estadounidense y de ascendencia coreana, habían sido acusado de espionaje y “actos hostiles” no identificados contra Corea del Norte.

Eran Kim Dong Chul, un hombre de negocios de 62 años sentenciado a trabajos forzados desde abril de 2016 tras ser declarado culpable de espionaje. Kim Sang Duk apresado en abril de 2017 después de haber dado clases en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang. El tercero Kim Hak Song, también colaborador de esa Universidad y detenido al mes siguiente, acusados ambos de “actos hostiles”. Estos dos últimos fueron apresados durante la Era Trump.

Kim Jong-un ha sido protagonista en las últimas semanas. La imagen de los dos líderes coreanos dándose la mano reflejó el deshielo entre las relaciones ambos países. El líder norcoreano fue el primero en pisar suelo del sur desde 1953. Ahora se verá con Trump, aunque no se sabe ni la fecha ni el lugar concreto, se apunta a Singapur, sitio neutral.

share