PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Celibato y cultura del silencio: las causas de los abusos sexuales en la Iglesia católica Now

Now

Celibato y cultura del silencio: las causas de los abusos sexuales en la Iglesia católica

H

 

Una larga investigación concluye que las causas de los abusos sexuales en el clero hay que buscarlas en la propia institución

15 Septiembre 2017 13:36

Getty Images

¿Por qué el abuso infantil se ha perpetrado a lo largo de la historia entre las paredes de la iglesia? Esta es la pregunta que se hizo un sacerdote católico, Des Cahill, cuando salió a la luz el primer caso alrededor de 1978 , según ha explicado a The Guardian Australia.

Este miércoles sus conclusiones y las de un teólogo, llamado Peter Wilkinson, fueron publicadas en el informe Child Sexual Abuse in the Catholic Church. El resultado de la inquietud que sentía Cahill por entender qué ocurría a su alrededor años atrás. "Conocí a algunos de los abusadores, estudié con ellos y viví con uno de ellos. Y sin embargo nunca fui consciente de ello mientras estaba en la iglesia", reconoció al mismo rotativo.

Después de examinar, desde 1985, documentos de comisiones gubernamentales de distintos países, estudios académicos, informes policiales y estudios de iglesias de todo el mundo, cree que las causas del acoso sexual radican en dos factores.

El celibato obligatorio era y sigue siendo "el principal factor de riesgo para el abuso infantil". Algo a lo que, en su opinión, se le suma el hecho de que algunos miembros del clero no aceptan que son homosexuales. Después está la cultura del silencio creada por papas y obispos. A lo largo de los años, solo ha propiciado que no haya suficiente transparencia, que nadie rinda cuentas por los pecados cometidos y que el diálogo y la confianza sean prácticamente inexistentes.

También examinó los usos que se le deberían haber dado a las confesiones para romper el secretismo. En su opinión, si un menor explicaba a un sacerdote que había sufrido abusos, éste tenía que denunciarlo. Al ser el niño un alma libre de pecado, este gesto no significaría que se estuviese violando la santidad de la confesión.

Después de que alrededor del 7% del clero hubiese abusado de algún niño entre 1950 y 2000, el peligro que corren hoy los menores en instituciones religiosas de Australia se han reducido, señala el informe. Pero el riesgo persiste en parroquias, escuelas e instituciones católicas de otros países. Especialmente en los que están en vías de desarrollo, donde más de 9.000 orfanatos, 2.600 de los cuales están en la India, son gestionados por la Iglesia católica.

A pesar del minucioso estudio realizado por Cahill, la investigadora institucional de abuso sexual, Judy Courtin, no está de acuerdo con todas sus conclusiones. Para ella, no existe equivalencia entre la homosexualidad y la pedofilia. Además de que éste argumento "es uno de los que la iglesia ha utilizado durante mucho tiempo y es incorrecta, inapropiada e inexacta".


share