PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Alter, el nuevo robot humanoide que se mueve sin ayuda humana Now

Now

Alter, el nuevo robot humanoide que se mueve sin ayuda humana

H

 

Posee una especie de red neuronal que le permite crear movimientos sin órdenes previas

astrid otal

02 Agosto 2016 06:00

—¿Puede usted ayudarme, señor Robot? —dijo.

—Puedo-ayudarle.

—Gracias, señor Robot. ¿Ha visto usted a Robbie?

—¿Quién-es-Robbie?

—Un robot, señor Robot, señor —se puso de puntillas—. Es así de alto, pero más alto, y muy bueno. Tiene cabeza, sabe... Bueno, usted no tiene, pero él sí.

Yo, Robot


Yo, Robot forma parte de la serie cuentos de Isaac Asimov que empezó a escribir en 1940 para vencer la tecnofobia, los miedos derivados de Frankenstein, y para dibujar una sociedad que más tarde o más temprano contaría con nuevos vecinos. Máquinas que adquirían aspecto humano y, después, empezaban a poder hablar y moverse.

Alter no es de momento Robbie, pero es el nuevo robot japonés humanoide que realiza sus propios movimientos sin que nadie se los haya mandado previamente a través de órdenes. Durante una semana estará en el museo Nacional de Ciencias del país del sol naciente junto a otros dos robots humanoides ya habituales del museo.

Alter tiene rostro humano y, a diferencia de otros, posee una red neuronal que le permite crear sus propios movimientos. Quienes lo vieron aseguran que no es que se mueva exactamente como un humano, pero que se tiene la sensación, cuando se le observa, de que hay algo vivo dentro de él.


No se mueve exactamente como un humano, pero se tiene la sensación de que hay algo vivo dentro de él



Este robot dispone de 42 actuadores neumáticos distribuidos por su cuerpo y un generador de movimientos. No se trataba de que aprendiera una serie de acciones y la reprodujera, sino de que Alter fuera más allá: que fuera capaz de crear movimientos, interactuar, a voluntad propia.

Alter decide cómo moverse gracias a unos sensores que detectan la proximidad, la humedad, el ruido y la temperatura. Sus sensores son como una versión muy simple de nuestros sentidos. Alter hasta canta, aunque de una forma horrible.


Alta the robot isn't terrifying at all. #alta #robot

Un vídeo publicado por Mat (@thtmtsmth) el

"No es terrorífico en absoluto"


La tecnología que hay detrás de este robot está basada en sencillos modelos artificiales de neuronas que actúan como un péndulo. Se acumulan datos, en el sistema del robot se crea un pico y comienza a transmitirse la información hasta que se manifiesta el movimiento. Y es su movimiento, sale de él.

"Esta vez, Alter no se parece a un humano. No se mueve realmente como un humano. Sin embargo, sin duda, tiene presencia", explica el experto Kouhei Ogawa a la revista Engadget para manifestar que produce esa impresión.

"Hasta ahora hacer que los androides hablaran o interactuaran durante 10 minutos costaba una increíble cantidad de trabajo, simplemente para conseguir que reaccionaran. Alter, moviéndose por sí mismo, puede hacerlo fácilmente".

Este Alter inspirará a los siguientes prototipos, para seguir perfeccionándolos.



[Vía Engadget]

share