PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

49 años de cárcel para un profesor de religión por 12 delitos de abusos a menores

H

ARCHIVO
 

El hombre se aprovechaba de su posición de superioridad para coquetear, tocar y manosear a las menores

A.P.G.

10 Julio 2018 11:11

El profesor Andrés D. D impartía clases de Ética y Religión en el colegio Valdeluz (Madrid). Por las tardes, junto a su mujer, regentaba la academia de música Melodía Siglo XXI donde, junto a otros profesores, daba clases de piano. Algunas de las alumnas de la academia eran las mismas que las del colegio. Todo esto ha quedado acreditado en la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que ha condenado a dicho profesor a 49 años de cárcel por doce delitos de abuso sexual.

El fallo sostiene que el hombre se aprovechaba de su posición de superioridad para estrechar lazos con las alumnas a quienes había llegado a manosear, besar, tocar e incluso, en una ocasión, llegó a meter dos dedos en la vagina de una de ellas. Las menores denunciantes no se atrevieron a hablar antes porque, aseguran, tenían “mucho cariño a la esposa del acusado, quien dirigía la academia donde habrían sucedido la mayoría de los abusos”, reporta 20 minutos.

Andrés D.D fue detenido en el 2014 cuando ingresó en prisión preventiva a la espera de juicio. El juez decretó finalmente su libertad condicional con obligación de comparecer en el juzgado los días 6 y 20, la retirada del pasaporte y la prohibición de acercarse al centro educativo.

Esta semana se ha hecho público el fallo del tribunal que considera un hecho probado que el profesor se aprovechó de que era un ser “querido y valorado” para satisfacer su deseo e impulso sexual.

La sentencia relata que el hombre invitaba a las jóvenes a barbacoas, coqueteaba de forma progresiva con ellas e incluso practicaba tocamientos sobre las menores a quienes sentaba a su lado en las proyecciones. La sentencia deja claro que el hombre cometió 12 delitos de abuso sexual —dos no se han podido corroborar— con prevalimiento por abuso de superioridad, la mayoría de ellos continuados y agravados por la edad de las jóvenes.

Andres D.D se ha declarado inocente de todos los delitos por los que se le acusa y la defensa ha pedido en todas las ocasiones su absolución. El hombre asegura ser víctima de una confabulación de las jóvenes por venganza contra su esposa, según revela El Mundo.

La Sala ha condenado al acusado a indemnizar en un total de 142.000 euros a las víctimas y declara la responsabilidad civil subsidiaria del colegio en cuyas instalaciones se ubicaba la academia de música.

share