PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Romper el píxel: 7 artistas del error que redefinen la belleza del siglo XXI Marketplace

Marketplace

Romper el píxel: 7 artistas del error que redefinen la belleza del siglo XXI

H

 

La historia del 'glitch art' en una lluvia de distorsión y paisajes rotos

Natxo Medina

14 Noviembre 2014 11:10

Literalmente, el glitch significa un cambio repentino en la tensión de un voltaje eléctrico. Al menos así fue como se definió por primera vez allá por los años 60. Desde entonces, su significado ha ido ampliándose hasta abarcar un abanico amplio de errores tecnológicos: fotos corruptas, fallos de comprensión de vídeo, crujidos de estática...

Esta estética del fallo empezó a gestarse en las vanguardias de los 60 (hay quien dice que antes) con los trabajos de Nam June Paik o Gerard Richter, si bien no fue hasta los años 80 cuando empezó a cuajar, con la popularización en los hogares del VHS, las videoconsolas y los ordenadores domésticos. La estética terminó de definirse gracias a los aportes de la escena electrónica de los primeros 90, y hoy las posibilidades de internet y el net art dominan una escena todavía muy viva.

¿Su misión? Plantear nuevas formas de belleza y crear estéticas imposibles a partir de lo que no debería estar ahí. Y hacer que nos cuestionemos por qué nos atraen tanto los errores cometidos por máquinas cada vez más perfectas. Dónde reside nuestra fascinación ante la idea de que un programa informático sea capaz de generar formas bellas y paisajes de otro mundo.





Ahora que Lacoste L!VE recupera el arte glitch en su última colección, a continuación te proponemos una lista de artistas que trabajan estos y otros conceptos, y que utilizan como materia prima sueños descompuestos y memorias digitales de lo que nunca fue.

Cory Arcangel

Uno de los artistas más veteranos de la lista y uno de los primeros artistas contemporáneos en hacer colisionar el mundo de los videojuegos y las galerías de arte. Su obra no echa tanta mano del glitch como del píxel y los entornos virtuales, pero en piezas como Panasonic TH-42PWD8UK Plasma Screen Burn y su catástrofe digital en pantalla plana tenemos muchas de las claves del género.

Sabato Visconti

Ilustrador, fotógrafo y artista del glitch, este brasileño residente en Massachusets basa alguna de sus series más interesantes en la manipulación de imágenes y vídeos, con resultados muy coloristas y plásticos. Sus obras parecen pinturas al óleo o recuerdos muy vívidos de algún lugar remoto en el que nos gustaría perdernos.

Mathieu St-Pierre

Este canadiense se formó para ser cineasta, y algo de eso queda en su trabajo con artefactos digitales, en los que recrea personajes inexistentes o manipula retratos hasta descomponerlos en miles de fragmentos, como seres humanos borrados por el moho de cien discos duros que necesitasen una buena limpieza.

Rosa Menkman

Uno de los exponentes más jovenes del glitch art europeo es esta holandesa nacida en 1986 que de un tiempo a esta parte se ha convertido en todo un referente de la escena. Comisaria de exposiciones, teórica, video-artista y sobre todo una apasionada de todo lo que tenga que ver con el ruido y las tecnologías arcaicas.

Clement Valla

Afincado en Brooklyn y con una trayectoria artística heterogénea, Valla se ha hecho especialmente popular por su serie de fotografías Postcards from Google Earth, en las que capta momentos de colapso en la herramienta de mapeo por satélite. Sin embargo, su obra está llena de imágenes e ideas poderosas, que buscan siempre cazar el verdadero espíritu detrás de la pantalla.

Quayola

La obra de este artista visual afincado en Londres no sería exactamente glitch art en sentido estricto. Pero su exploración de las tensiones entre lo artificial y lo orgánico, las fracturas azarosas de sus obras y el interés que muestra en el caos lo convierten en pariente de esta familia. Además, con obras tan bonitas como Strata#4, ¿qué más razones se necesitan?

Daniel Temkin

Este norteamericano es toda una autoridad en temas de arte hecho por máquinas. Sus intereses se centran en averiguar qué demonios es en realidad es el glitch art, y por qué es posible que ya no exista, en la medida en que manipular un sistema para que falle no es un fallo, sino una demostración de que funciona. Además de toda su obra escrita, es capaz de crear artefactos hermosos como los de su proyecto Glitchometry.


share