PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo De Kubrick a Tarantino: 11 gazapos del cine que hicieron historia Media Markt

Media Markt

De Kubrick a Tarantino: 11 gazapos del cine que hicieron historia

H

 

Estas cosas no deberían haber estado ahí; los objetos que encontrarás en el Folleto Loco de Media Markt, tampoco.

Jordi Berrocal

30 Abril 2014 19:13

Uno de los pasatiempos favoritos de los cinéfilos es la caza de gazapos. Ya sean anacronismos, fallos de raccord o incongruencias de guión, todo amante del cine siente un extraño placer cuando identifica alguna tara en la película que está viendo. Son pequeños detalles que no tienen por qué afectar a la valoración final de la película, pero que alimentan a miles de fans aficionados a la arqueología del error cinematográfico.

Si algo nos han enseñado canales de YouTube como Cinema Sins es que esta fiebre por señalar los pecados de las películas tiene mucho más que ver con el amor al cine que no con la ofensa gratuita. Estos pequeños descuidos son inherentes a la magia del cine. La prueba definitiva de ello es que todos los directores pueden cometerlos. Incluso los mejores. Stanley Kubrick, Quentin Tarantino o Ridley Scott también han tenido descuidos. Y no por ello van a dejar de fascinarnos sus películas. En esta lista hemos juntado 11 errores de cine que tuvieron una consecuencia común: que elementos insospechados aparecieran en la pantalla cuando no debían.

El resplandor (1980) – La sombra del helicóptero.

Los planos aéreos que siguen al coche de Jack camino al Overlook Hotel en la escena inicial de la película son majestuosos. Pero si nos fijamos bien, en el minuto 0:56 se percibe claramente la sombra del helicóptero que los filmaba en la parte inferior derecha de la pantalla. Teniendo en cuenta el conocido perfeccionismo de Stanley Kubrick, o no se dio cuenta, o se habían quedado sin presupuesto para volver a alquilar un helicóptero.

Teen Wolf (1985) – El pantalón desabrochado.

No sabemos lo que llevó a uno de los extras de Teen Wolf a tener los pantalones desabrochados en el momento de rodar una de las últimas escenas de la película, pero su descuido es uno de los errores más absurdos e hilarantes de la historia del cine. Lo mejor del caso es que cuando se da cuenta y se abrocha la cremallera en plena filmación. Aparentemente, los que no se dieron cuenta fueron los responsables de post-producción. Gracias.

La chaqueta metálica (1987) – Las señales de tráfico.

Aquí una para conductores cosmopolitas. La primera parte de La chaqueta metálica está ambientada en un centro de entrenamiento militar de Carolina del Sur, en Estados Unidos. Pero cuando los soldados corren por los exteriores de las instalaciones, las señales de tráfico que se ven en el suelo son británicas. Una vez más, soprende que Kubrick pasara por alto este detalle.

Solo en Casa 2 (1992) - La risa misteriosa.

La escena en la que el conserje del hotel y su equipo van a buscar a Kevin a la habitación y éste repite el truco de dejar que una película hable por él es uno de las más divertidas de la secuela de Solo en Casa. Pero hay algo extraño en ella. Si afinas el oído, justo en el momento en el que el conserje dice “Yes, sir” (minuto 0:24 del vídeo) se oye una risita (o tos) totalmente ajena a la acción.

Pulp Fiction (1994) – Los agujeros de bala.

En la escena La Situación de Bonnie, Vincent y Jules son atacados por sorpresa por un tipo que sale del lavabo pistola en mano. El hombre les dispara repetidas veces, pero no acierta a darles. Antes de que se produzcan los disparos, sin embargo, la pared de detrás de los matones ya muestra dos orificios de bala.

Braveheart (1995) – La furgoneta en el campo de batalla.

Braveheart está repleta de anacronismos. Las faldas escocesas que lucen los guerreros, por ejemplo, no serían popularizadas hasta 400 años después de la época en la que está ambientada la película. Pero ningún error histórico puede competir con lo perplejo que te deja ver una furgoneta Ford Transit en un campo de batalla del s. XIII.

Independence Day (1996) – La papelera.

En su arranque de furia Area 51, el personaje que interpreta Jeff Goldbum se tropieza con una papelera. Nada raro teniendo en cuenta que está extremadamente borracho. La sorpresa llega cuando la papelera se vuelca y en su base se leen claramente las letras “Art Dept.”. Es decir, que era una papelera del departamento de arte que estaba en el lugar equivocado y en el momento equivocado.

Gladiator (2000) – El carruaje con depósito de gasolina.

Desde las gafas de sol entre el público del circo a las huellas de tractor en el campo, la película de Ridley Scott es una mina de errores y anacronismos. Pero lo más llamativo de la película es el deposito de gasolina que lleva incorporado uno de los carruajes que participan en las carreras de carros. Vale que los romanos estuvieran avanzados a su época pero, ¿tanto?

Troya (2004) - El avión.

Si un carruaje propulsado por gasolina en la época de los romanos te parece fuera de lugar, ¿qué decir de un avión en una película ambientada 1.200 años antes que Cristo?.

Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra (2003) – El cowboy.

A primera vista, un sombrero en Piratas del Caribe pasa desapercibido. Prácticamente todos los personajes llevan uno. Pero si se trata de un sombre de cowboy blanco la cosa cambia. Evidentemente, no se trata de un pirata trendsetter, sino de un miembro del equipo de rodaje que se coló en el plano.

Django Desencadenado (2012) - Las gafas de sol.

Durante una buena parte de Django Desencadenado, Django luce gafas de sol. El problema es que la película está ambientada en 1858 y las gafas de cristales tintados no fueron introducidas en Estados Unidos hasta el 1929. Quizá esa era la verdadera razón por lo que la gente alucinaba cuando llegaba a los pueblos. Un esclavo a caballo no era nada la lado de unas gafas de sol tan molonas.

Estos errores provocaron que objetos ajenos a la película aparecieran en la pantalla de forma inesperada. Como de forma inesperada han aparecido un coche, un jamón, un viaje a Las Vegas o un boli espía en el nuevo Folleto Loco de Media Markt.

share