PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo La brutalidad de una juventud dibujada a golpe de palos Now

Now

La brutalidad de una juventud dibujada a golpe de palos

H

 

The Kid dibuja escenas llenas de fuerza, violencia y belleza

Natxo Medina

29 Noviembre 2014 08:00

The Kid es medio holandés medio brasileño, tiene 22 años y es un decidido activista pro derechos humanos. También tiene un increíble talento para crear piezas de arte poderosas que caminan en la línea que separa la belleza y la tragedia. Sus dibujos de chavales tatuados y niños sufridores nos transportan a un universo en el que no hay piedad y la juventud avanza a base de palos. Con la única ayuda de un bolígrafo, dibuja historias hermosas y desesperadas.

¿Su inspiración? Los abusos escolares, el sistema carcelario, la vida en los barrios marginales. En una de sus últimas series, Endgame, todos sus modelos eran jóvenes condenados a una vida en prisión, una realidad salvaje que quiso plasmar al detalle en forma de dibujos, pero también de esculturas hiperrealistas al más puro estilo Ron Mueck.

La brutalidad de su arte es un reflejo del mundo, pero no es gratuita. Más bien es su particular herramienta para dar visibilidad a todos esos cuerpos que preferimos ignorar y marginar, como si no formaran parte de nuestra sociedad. Precisamente a su defensa va destinada parte de los beneficios de sus exposiciones, que el artista dona a través de la ONG Human Rights Watch.

Porque como decía Oscar Wilde, y a The Kid le gusta citar: "Detrás de cada cosa exquisita, hay una tragedia". Pero en su caso afortunadamente se demuestra que, a veces, a esta frase también se le puede dar la vuelta.

share