PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El sexo más increíble del futuro será con gafas o no será

H

 

El desarrollo de aplicaciones para Google Glass, nos dicen los gurús, abrirá un infinito mundo de posibilidades deconocidas para los polvos del siglo XXI

Mario G. Sinde

21 Enero 2014 14:01

Normalmente, a menos que se tenga una miopía muy avanzada, la gente se quita las gafas para follar. Pero si el camino que nos marca la tecnología finalmente se hace tan recto y prolongado como una erección de Mandingo, lo que ocurrirá mañana es que nos pondremos las gafas para retozar... en el campo de plumas, que diría Góngora. ¿Cómo? El secreto está en una app que ha desarrollado un libanés estudiante de la escuela Central Saint Martins en Londres, Sherif Maktabi, y que permite que el sexo sea mejor si lo hacemos con unas Google Glass cosidas a la cara. O eso al menos prometen.

 Sex With Glasses

Como si fuera un artilugio sacado de un episodio de “Black Mirror”, la app de Maktabi, llamada Sex with Glass (que no con Philip Glass, eso sería un poco sucio), permitiría cosas imposibles de hacer en el mundo natural como poder observar lo que tu pareja sexual está mirando, lo cual a mucha gente puede parecerle repugnante, pero a otra le debe dar un grandísimo morbo. Y como gran guinda del pastel, la posibilidad de grabar la interacción sexual al más puro estilo POV, ese género del porno en el que se contempla el coito desde la perspectiva de uno de los participantes, pero mezclando las dos experiencias, para poder regalarse después, como en la repetición de las mejores jugadas durante los partidos de fútbol.

Sex With Glass

Sex with Glass también tiene incorporado un Kamasutra online para consultar en el momento dónde hay que poner exactamente la pierna a la hora de ejecutar una postura particularmente audaz y acrobática, y posiblemente en el futuro tenga hasta un catálogo de enfermedades venéreas y un aviso de ‘no lleva usted preservativo’ al estilo de los coches que te avisan cuando no te has puesto el cinturón de seguridad o has cerrado mal la puerta (pero no demos ideas, que no nos pagan por esto).

Lo dicho: en el futuro, follar con gafas puede ser lo más. Y el día que las gafas chupen los genitales de tu pareja por ti, ya será la hostia.

Sex With Glass

share