PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo El hashtag de campaña de este político mexicano es tan fatal que es genial Now

Now

El hashtag de campaña de este político mexicano es tan fatal que es genial

H

 

Javier Zapata quiso acercarse al pueblo con un hashtag moderno y sencillo que llegase a la gente, y lo ha conseguido... pero no como él quería

Elena Rue Morgue

26 Mayo 2017 15:44

Lo primero que salta a la vista al ver estas vallas publicitarias del político mexicano Javier Zapata es ese trinomio perfecto que forman su bigote y sus cejas. Con una belleza propia de una escoba sin estrenar, los tres matojos de pelo son tan idénticos que parecen un copia pega fruto del retoque digital. "Photoshop", dirán algunos, pero a eso se le llama envidia.

Lo segundo, es un hashtag de campaña digno de un gabinete de comunicación formado exclusivamente por señores, padres de familia y con una edad mínima de 54 años.



El hashtag de campaña de Javier Zapata es, sencillamente, #hashtagcampaña. Así, sin mariconadas, ni florituras, ni ingenios innecesarios. Las cosas como son, al pan pan y al vino vino y... bueno, creo que ya se ha entendido el asunto.

El nuevo metahashtag del candidato a gobernador es todo un éxito en Twitter, aunque puede que no por las razones que a él le gustaría.







Incluso Netflix se ha unido hábilmente al cachondeo de #hashtagcampaña.



Zapata vio tan claro que #hashtagcampaña era un fucking hit que decidió dejar atrás su fabuloso anterior slogan, #PorMisBigotes (qué truhan, cómo se aprovecha de su atractivo mostachil) y apostar por este nuevo que, según dice, pretende "aproximarse a la gente corriente".

"Estoy convencido de que la gente corriente tiene más experiencia creando hashtags políticos para las campañas que los propios partidos o muchas agencias que cobran millones", dijo en una declaración a Social Encounter.

Es probable que Zapata no vuelva a contratar a la agencia que diseñó esta campaña, pero con las risas que deben estar echándose todavía desde el sofá de su casa lo más probable es que les haya salido a cuenta la broma.

share