PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cuando hacer cosas raras se convierte en un verdadero arte

H

 

Iñaki Otaola retrata a personas haciendo cosas extrañas y un poco locas

Luna Miguel

07 Diciembre 2014 08:00

A la mierda las normas: aquí cada uno hace lo que quiere. ¿Pinzas en la boca? Sí. ¿Sombreritos de papel? Sí. ¿Cubos en la cabeza? Sí.  ¿Un montón de lápices en las fosas nasales? También.

Porque la corrección ha muerto. Porque aquí somos libres. Porque la vida es esa cosa que ocurre entre la desobediencia y la fiesta, y nosotros estamos demasiado cansados para desobedecer y para salir de jarana. Mejor nos quedamos en este lugar, como los locos. Como los personajes de los cuadros de Iñaki Otaola, cacareando a la luna y a las estrellas como esos buenos dementes entrañables que somos.

Otaola es un joven artista catalán cuya obra ha despertado interés en rincones de todo el mundo. La cotidianidad, la perversión y el humor son algunos de los elementos que caracterizan sus coloridos trazos. 

Aunque algunos de sus personajes lleven los ojos vendados, está claro que este artista sabe mirar la vida con calma, encontrando los aspectos más curiosos de nuestro comportamiento y llevándolos hasta el extremo más alejado de la normalidad.

A la mierda, sí, todas las normas. Bienvenido sea hoy el arte de hacer cosas raras: aquí las recibimos con los brazos abiertos, y con los morros llenos de leche.

share