PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El cerebro se devora a sí mismo cuando no duermes lo suficiente

H

 

Un nuevo estudio indica que la falta de sueño podría derivar en enfermedades como el Alzheimer

astrid otal

26 Mayo 2017 16:06

Shutterstock

Nuestro cerebro es como el armario donde guardas la ropa: te puede doler, pero resulta necesario tirar esos pantalones de hace cinco años en los que nunca vas a volver a entrar.

Sabemos que nuestro cerebro hace esa importante limpieza que evita el caos mientras dormimos. Todas las noches dos eficientes grupos de células gliales se encargan de la buena labor. Unas llamadas astrocitos podan conexiones sinápticas innecesarias para mejorar el cableado de neuronas. Y las otras, llamadas microgliales, se ocupan de las células viejas y desgastadas en un proceso que conocido como fagocitosis, que en griego significa devorar.

Bien. Pues han descubierto que cuando dejas de dormir y te ves así día tras días en la oficina:

via GIPHY

comienzan a hacer el mismo trabajo pero sin criterio. Como si empezaras a deshacerte de la ropa que sí utilizas y un día vieras que te quedas desnuda, ellas cortan valiosas conexiones que pueden desembocar a largo plazo en Alzheimer y otros tipos de demencia.

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Marche (Italia) tomaron imágenes a cuatro grupos de ratones.

- A unos que descansaban bien durante 6 y 8 horas.

- A otros a los que se les despertaba periódicamente

- A los que se les privó el sueño durante 8 horas

- Y los que mantuvieron despiertos 5 días seguidos sin dormir

Observaron que la actividad de los astrocitos en los que habían podido dormir bien era del 6% y la del segundo grupo del 7,3%. Pero la del tercero y cuarto se disparaba hasta el 8,4% y el 13,5%.

Actuaban en las sinapsis más grandes que suelen ser las usadas y, mientras que ese mantenimiento extra puede ser bueno, al comprobar que iba acompañado de una actividad también desenfrenada de las microgliales, no era un buen síntoma. Era una limpieza tan indiscriminada que el cerebro lo que hacía era devorarse a sí mismo.

"Mostramos por primera vez que porciones de sinapsis son literalmente comidas por los astrocitos debido a la pérdida del sueño", dijo Michele Bellesi, autora principal del estudio, a New Scientist. "Y sabemos que la activación microglial sostenida se ha observado en la enfermedad de Alzheimer y otras formas de neurodegeneración".

Todavía se desconoce si este proceso ocurre en los cerebros humanos. Pero si se prueba podría dilucidar si uno de los orígenes de esos daños tan severos es la falta de sueño.

share