PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Fiesta retrofuturista de primer nivel en Razzmatazz

H

 

Wolfram y el mago de los sintes Gavin Russom estarán despachando lisergia house, italo, acid sulfuroso y perlas retro-disco en la sala del Poblenou

Roger Masip

25 Septiembre 2014 13:50

El austríaco Wolfram Eckret y el norteamericano Gavin Russom encarnan a la perfección el espíritu de la vieja escuela electrónica. Es gente que lleva décadas viviendo por y para la música, creando relaciones dentro de la escena, coleccionando máquinas y explorando a conciencia la historia de las músicas de baile en busca de esos ritmos y esos discos oscuros capaces de convertir cualquier fiesta en una noche especial. En una época en la que cualquiera con un portatil y una conexión a internet puede pretender ser DJ de la noche a la mañana, en la que muchos acaban rindiéndose a los sonidos más en boga por aquello de complacer a las audiencias, ellos siguen fieles a su labor como prescriptores de música con casta, da igual de qué época.

Wolfram sigue pasando injustamente desapercibido a pesar de ser uno de los grandes del underground europea actual, un verdadero connoisseur de todo aquello que huela a música disco sintética, a italo y al synth-pop más camp. En 2005 fundó el sello Diskokaine, a través del cual dio a conocer al mundo a la ninfa del euro-pop Sally Shapiro. Amigo cercano de Andy Butler (Hercules & Love Affair) y DJ ocupadísimo, en 2011 editaba su álbum Wolfram en la prestigiosa casa Permanent Vacation, un disco de clara vocación pop (pero con bases apuntando al house, el italo y el eurobeat) y que cuenta con la colaboración de Hercules & Love Affair, Holy Ghost!, Legowelt, Patrick Pulsinger y Sebastian, entre otros. Su última referencia hasta la fecha, Can't Remember / Talking To You, nos llegaba este pasado mes de mayo a través de DFA.

El excéntrico Gavin Russom no debería necesitar presentación a estas alturas. Brujo del sintes vintage y el sonido analógico, el de Providence lleva desde mediados de la década pasada asociado a la escudería DFA. Se dio a conocer creando junto a Delia Gonzalez mantras sintéticos melancólicos y planeadores que atraían sin remedio hacia el reverso oscuro de lo kosmische. Luego se lanzó a la la lisergia house y al proto-acid sulfuroso improvisado sobre la marcha como Black Meteoric Star. Con el cambio de década, Russom anunciaba su reinvención como The Crystal Ark, un proyecto de espíritu más colectivo interesado en explorar la combinación de ritmos sintéticos y percusiones afro-latinas surgido de sus experiencias durante un viaje por Brasil. Con todo ese bagaje, Russom llegará a Razzmatazz para soltar sus habituales andanadas de ritmo y sonidos ácidos desde los platos.

La cita es mañana viernes en Lolita, y las entradas para la velada las puedes conseguir aquí.

share