PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Corea del Norte anuncia que este mes lanzará cuatro misiles a la isla de EEUU

H

 

Una maniobra que desencadenaría unas tensiones sin precedentes

alba losada

10 Agosto 2017 11:16

ARTE PG

Parece que la amenaza de Donald Trump a Corea del Norte de atacarle con "furia y fuego" si continuaba desafiando a Washington podría tener inminentes consecuencias. Hoy la agencia estatal KCNA ha anunciado los detalles de la demostración de fuerza que perpetrará en la isla de Guam, donde Estados Unidos tiene dos bases militares, para demostrarle que su capacidad armamentística puede golpearle en cualquier momento.


Su intención es que cuatro misiles se precipiten a unos 30 kilómetros de las costas de la isla del Pacífico occidental para "interceptar las fuerzas enemigas en las principales bases de Guam y enviar una advertencia crucial a Estados Unidos". El Ejército norcoreano finalizará el plan a mediados de mes para después hacerlo llegar a las manos de Kim Jong-un.

Volando a 3.356,7 kilómetros durante 18 minutos, estos misiles podrían marcar un hito histórico. Si la maniobra acaba materializándose, será la primera ocasión en la que un misil norcoreano impacta a tan poca distancia de un territorio estadounidense. Aunque, en este caso, no es cualquier pedazo de tierra, es el lugar desde el que EEUU dirige sus operaciones en la península coreana.


Resultado de imagen de Corea del Norte amenaza con lanzar cuatro misiles hacia Guam este mes

                                                                                                                                                          Agence France-Presse (AFP)

Este mensaje desafiante del régimen comunista, camuflado entre cuatro misiles, viene tras la guerra verbal entre Trump y Kim. Unas duras palabras que surgieron después de que Corea del Norte hubiese asegurado que, a pesar de las sanciones impuestas por las Naciones Unidas, continuaría con su escalada nuclear.

Para Kim Rak-gyom, el comandante a cargo de la operación que desencadenaría unas tensiones sin precedentes en la crisis entre Pyongyang y Washington, la maniobra se debe a que "el diálogo sincero no es posible con un tipo —Trump— desprovisto de razón, por lo que únicamente la fuerza absoluta puede funcionar con él".

Aunque esto implique sembrar la incertidumbre entre los 160.000 habitantes de una isla que, sin esperarlo, ha pasado a ser epicentro de una batalla entre dos líderes demasiado preocupados por demostrar su poder.

share