PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Cemento y tetas: ordenan retirar la campaña sexista de una cementera valenciana Now

Now

Cemento y tetas: ordenan retirar la campaña sexista de una cementera valenciana

H

 

La Audiencia Provincial de Valencia ordena a la empresa La Unión eliminar las imágenes sexistas de sus productos

M.Y.

25 Octubre 2016 11:08

Carol Cluni aparecía en minishorts y exhibiendo escote en los sacos de cemento de la cementera valenciana La Unión. Desde 2006, su imagen virtual era la protagonista de las campañas publicitarias de la empresa, hasta que en 2015, Cluni, un invento de la empresa, se convirtió en una persona de carne y hueso.



En un vídeo publicitario de más de 6 minutos, la cementera presume de la calidad de su producto con una mujer real en bikini. A lo largo del vídeo, la misma chica aparece también con un mono naranja de construcción —eso sí, escotado— y un martillo como cebo para captar clientes.



Un año después de la publicación del vídeo, la Audiencia Provincial de Valencia ha estimado que la publicidad de la cementera es claramente machista y que tanto el vídeo como las ilustraciones que adornan los sacos de cemento deben ser retirados.

La decisión judicial llega después de que el juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia desestimara una primera demanda interpuesta por el Instituto de la Mujer del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a finales de 2015.


Según la primera sentencia, en los anuncios de la cementera "ni se exhibe a la mujer como un mero objeto desvinculado del producto, ni se está ante un estereotipo que atente contra los derechos fundamentales".

Pero la Fiscalía y la Generalitat Valenciana no se dieron por vencidos y recurrieron la sentencia ante la Audiencia, que esta vez sí les ha dado la razón. La nueva sentencia declara que la campaña publicitaria es sexista, ilícita y desleal y por tanto debe ser retirada de la página web de la empresa y de los sacos de cemento.



El implícito sexismo acompaña a la cementera desde hace décadas. En 2007 Cevisama, Salón Internacional de Cerámica para la Arquitectura, prohibió a La Unión participar en la edición de ese año. ¿La razón? El año anterior la empresa había ofrecido espectáculos eróticos de alto contenido sexual promocionando sus productos. Desde luchas de barro entre mujeres, hasta bailes eróticos y desfiles en lencería para vender un puñado de argamasa.


share