PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Castigan una violación con otra violación en Pakistán con la aprobación de dos familias

H

 

La sanción se perpetró el 17 de julio obligando a la joven a ser abusada en frente de ambas familias y del consejo del pueblo

alba losada

27 Julio 2017 17:39

                                                                                                                                                                               Getty Images

Ojo por ojo. Violación por violación. Así lo acordaron dos familias de Pakistán con el objetivo de que un asalto sexual no quedara impune.

Una joven de 12 años fue violada por su primo, por lo que su hermano fue a denunciarlo al jirga (el consejo del pueblo). Sin embargo, la solución que le ofrecieron era igual de terrible que lo que había sufrido la víctima: él tendría que violar a la hermana de 16 años del violador, de acuerdo con Reuters.

El castigo se perpetró el 17 de julio obligando a la joven a ser abusada en frente de ambas familias y del jirga, informó el diario Dawn.

A Pakistani villager points to a house where a teenaged girl was said to have been raped in the neighbourhood of Raja Ram in Muzaffarabad

                                                                                                                                                                               Getty Images

Una vez las dos chicas protagonizaron aquellas escenas de sufrimiento, sus madres denunciaron lo ocurrido en la comisaría local. Más tarde, los médicos confirmaron lo que ya sabían: ambas habían sido violadas. El suceso terminó con una denuncia contra un total de 25 personas y con el presunto violador de 13 años huyendo, explicó a la BBC el policía local, Ashan Younas.

Los jirgas suelen resolver disputas en las zonas rurales de Pakistán, pero son ilegales. En ocasiones han sido criticados por una batería de sentencias controvertidas, como "asesinatos de honor" o por otras "violaciones de venganza". Aunque, en este caso, podría no haber tenido nada qué ver, ya que otras fuentes explicaron al mismo rotativo británico que la sanción fue una orden directa de las familias.

share