PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Un Trump desnudo y embarazado hace la cucharita con Putin en estas proyecciones

H

 

Varias fachadas de Nueva York mostraron una "romántica" escena entre Trump y Putin

PlayGround

17 Febrero 2017 17:06

La noche del 14 de febrero, muchas de las parejas que paseaban súper enamoradas por las calles de Nueva York se encontraron con esta curiosa imagen adornando alguna que otra fachada.

Las proyecciones (dos de ellas en Manhattan y una tercera en Brooklyn) mostraban a un Trump felizmente embarazado siendo abrazado en modo cucharita por un tierno Putin. Junto a la imagen, un hashtag #LoveThroughHate.

#LOVETHROUGHHATE

Una publicación compartida de Hater (@lovethroughhate) el


¿Se trata de un proyecto artístico de resistencia contra Trump? Pues, podría serlo, pero no es el caso.

Aunque con un tono crítico, y muy acertada en el espacio tiempo, se trata de una campaña publicitaria de Hater, una especie de Tinder que empareja a la gente según las cosas que odian. Y, como el 80% de sus usuarios dicen odiar a Donald Trump, una acción de este tipo les iba como anillo al dedo.

Justo la noche anterior el consejero de seguridad nacional de Trump, el general Michael Flynn, tuvo que renunciar a su cargo después de negarse a detallar las conversaciones que tuvo con los servicios de inteligencia rusos.


#Hater es la nueva app de citas en donde puedes encontrar el amor a través del odio. LINK EN BIO! #lovethroughhate #datingapp #apple

Una publicación compartida de Duplo Site (@duplosite) el


¿Y qué opinará Trump de esto?

Probablemente, lo que más le duela sea verse retratado como un hombre débil, blando y femenino: según un informe político que citaba fuentes internas de la Casa Blanca, lo que más le toca la moral a Trump de las parodias que le hacen en Saturday Night Life es que a su secretario de prensa, Sean Spicer, lo interprete una mujer. 

Mientras, sus problemas con la prensa continúan



share