PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Emma Thompson revela la cruda realidad tras la delgadez de las actrices de Hollywood

H

 

"Si volvéis a hablarle de esto dejaré la película"

E.M.C.

30 Marzo 2017 16:55

Durante su participación en la tertulia televisiva sueca Skavlan, la actriz Emma Thompson, de 57 años, definió la presión que se ejerce en las actrices para estar delgadas como “perversa”, y explicó como las cosas en la industria solo están yendo a peor.

“Las actrices que están en la treintena, simplemente no comen”, dijo.

Thompson contó cómo, durante el rodaje de Retorno a Brideshead en 2008, amenazó con abandonar la producción cuando a una compañera de reparto se le pidió que adelgazara.

“Los productores le dijeron, ‘¿Perderás algo de peso?’. Ella estaba absolutamente genial. Les dije, ‘Si volvéis a hablarle de esto, a cualquier nivel, dejaré esta película. Nunca debes volver a hacerlo’. Lo que está pasando es perverso, y solo está yendo a peor”.

La actriz explicó también que nunca se mudaría a Los Ángeles precisamente por esta presión. Reconoció haberse sentido “demasiado gorda” cuando ha estado allí de visita. Es un sitio extraño y nunca podría vivir allí”, dijo.

En el mismo programa, la actriz explicó también una anécdota divertidísima y desconocida hasta el momento: Donald Trump le tiró los tejos, pero ella lo rechazó.




Un día, el teléfono de su caravana sonó: "Así que levante el teléfono, 'Hola, Donald Trump al habla', y dije '¿En serio? ¿Te puedo ayudar?', y el dijo 'Sí, solo me estaba preguntando si podría ofrecerte alojamiento en alguna de mis Torres Trump. Son muy cómodas'".

Thompson, que nunca había conocido al magnate americano estaba muy confusa, y le pregunto por qué. "'Bueno, había pensado que tú y yo podríamos llevarnos muy bien, quizá podríamos cenar alguna vez'", pero ella le dijo un "Ya te llamaré" y le colgó el teléfono desconcertada.

Como dijeron el resto de tertulianos del programa, ahora Emma Thompson podría ser la primera dama. O mejor, podría haber detenido a Trump.

share