PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo 25 poetas menores de 25 años Lit

Lit

25 poetas menores de 25 años

H

 

A raíz de recientes publicaciones como 'Brazos cortos', de Irati Iturritza o 'Mujer sin párpados', de Andrea Abreu López, hemos elaborado una lista que sirve de guía para saber quiénes son y qué escriben algunos de los poetas más jóvenes del Estado

Luna Miguel

21 Agosto 2017 21:48

Una selección de poetas nacidos entre 1993 y 2001.


1. Andrea Abreu López (Tenerife, 1995)

Es periodista. Acaba de publicar su primer libro, titulado Mujer sin párpados, aunque sus poemas íntimos ya habían aparecido en varias revistas nacionales e internacionales. Este poema se titula ‘Adiós’:


amiga de este cuerpo

me caminas

como la noche

y la noche

me despierta en llamas

te vas

y me quedan los cercos azules

de tu ausencia

ese olor a flores moribundas



2. Juan Ángel Asensio (Madrid, 1994)

El título de su primer libro —locos // santos // salvajes— define todo lo que significa escribir a los veinte años. Juan Ángel Asensio está a punto de cumplir 23 y su poesía tiene un poco de esa locura santa y salvaje, pero también hay en ella reflexión política y una crítica generacional. Los siguientes versos concluyen su poema 'Nada de lo vital me es ajeno':


nada de lo vital me es ajeno:

por eso traigo dentro de mi todas las luces del mundo

y vosotros,

todos vosotros,

sabéis como eso duele


3. Henar Bengale (Barcelona, 1994)

Junto con Elena Barrio coordina Glitter Zines, un proyecto editorial que opera desde Barcelona. Aunque su trabajo más conocido es el que realiza como fotógrafa, también escribe poesía. Aquí un fragmento muy breve y bello:


Lleno de golpes azules,

un cuerpo humano en el mar.

Blanco, más blanco.



4. Dafne Benjumea (Sevilla, 1993)

Filóloga y editora en Oculta Lit. Sus artículos sobre literatura suelen estar centrados en temas de género, así como en el descubrimiento de nuevos talentos. Este es un fragmento de 'Como un personaje de Rulfo':


Sentada espero al hombre que prometió un globo y

como un personaje de Rulfo:

todos los días

todas las horas

todas las partes rugen

con un lazo azul en el cabello.



5. Rosa Berbel (Sevilla, 1997)

Empezó a publicar sus poemas cuando apenas era una adolescente. Estudia en Granada. Además de haber colaborado con varias revistas literarias, también tiene proyectos de edición para dar voz a jóvenes poetas de todo el mundo. Este es un fragmento del poema ‘Justicia poética’:


Quiero una larga estirpe de mujeres valientes

que han escrito poemas

después de hacer la cena

y han vivido el exilio

dentro del dormitorio.

Reconocerlas libres brillantes y caóticas

retratando monarcas

sublevando las formas

componiendo sonetos

en una Europa en llamas.




6. Yasmín C. Moreno (Madrid, 1993)

En su reseña de Trema, el último libro de Yasmín C. Moreno, Tive Martínez dijo que su poesía es una descarga de intensidad. Su autora pertenece a ese grupo de escritoras que investigan el cuerpo y reivindican lo femenino sin tapujos. Lo demuestra este poema:


Al principio no hay nada tras los ojos

Arritmias de palabra

Con un vacío de vulva

Luego brotó como una flor

todo corola y pistilos

O no brotó

Mi vientre

raíces resecas retorcidas.


7. Sergio Carrión (Valencia, 1993)

La voz del valenciano se debate entre la narrativa y la lírica, por eso sus poemas son torrenciales. De esa voz torrencial nació Cónica de un atentado emocional, publicado recientemente por EspasaEsPoesía. Aquí un fragmento:


Mueres entre mi beso

perezco yo en tu aire

¡si las lágrimas nos quedasen, regaríamos los campos!

¡Quisiera regarlos por última vez!

Es tan urgente nuestra urgencia

¡tan urgente nuestro latido!

Olvidé tu nombre por ello, te llamo con los ojos

olvidé tu mirada entonces me quedó el océano,

él también se expande hacia recovecos de mí que desconozco.


8. Carlos Catena Cózar (Jaén, 1995)

Poeta y traductor interesado en traer al castellano a autores que son totalmente desconocidos en nuestro país. Aunque nació en Jaén y reside en Granada, también ha vivido en Canadá y Alemania. Como él, su poesía es cosmopolita:


toman la mirada de Mahoma contra el mal de ojo

la mano de su hija contra el atentado suicida

aceptan el riesgo de besar a los santos

aunque va contra Dios

confían en amuletos

aunque matan por Dios

ellos también tienen miedo



9. Óscar Díaz (Langreo, 1997)

En una entrevista cuenta que empezó a escribir poemas copiando a Bécquer cuando aún estaba en el colegio. Desde entonces ha seguido escribiendo y fruto de sus años de ‘escritura precoz’ surgieron los libros Rosa Hermética y El sentir. Poemillas del ahora. Estos son versos del libro que publicó a los 16:


He sido suicidado

tras colgarme de las lenguas

de los cómodos

¡maestros del sueño!



10. Raquel F. Menéndez (Vallouta, 1993)

Es una de las voces más importantes de la nueva poesía en asturiano. Lo ha demostrado al ganar importantes premios y tras la publicación de El llibru póstumu de Sherezade, poemario al que pertenece este fragmento:


Las que más, soi you, equí, onde nunca fui pa marchar,

con Sherezade enseñándome cómo rayos faigo

pa enredar un cuentu, y asina poderasobrevivir.

Cuando lu enredo soi namás you:

la mio media melena, los mios zapatos colocaos en llinia,

la comprobación de si tán los botones nos bolsillos

toucándolos.




11. Maite Gallardo Alba (Madrid, 1998)

Ha publicado dos libros, el más reciente titulado Déjame hacerte daño. Su poesía está entre la ternura y el trap, algo que le ha llevado a conectar rápidamente con un público tan joven y desenfadado como ella:


Ayer nací y nadie vino a verme llorar

la juventud se vistió de coro de iglesia

y la lluvia cubrió de muertos el césped de las despedidas

hace tanto tiempo que escribo en primera persona

sin hablar de mí.



12. Rodrigo García Marina (Madrid, 1996)

Aunque con 18 años publicó La caricia de las amapolas —un libro que ahora es casi imposible de encontrar— su literatura empezó a ganar seguidores después de publicar en la revista venezolana Digopalabra.txt. Su poesía es humor, política y cuerpo. Y es imposible de resumir en un solo fragmento:


practicáis el intrusismo y la ignorancia

y eso no,

no es malo (también practicáis labores moralizantes, [lo cual resulta aburrido])

es inherente natural a la condición del ser

humano no sé por qué digo esto

si yo no tengo la costumbre de compartir

la costumbre de compartir mi tiempo

la buena costumbre de compartir mi tiempo con seres

seres humanos costumbristas amantes del ritual

y de la categorización moral de las costumbres buenas y/o malas

si yo no tengo ni costumbres, ni tiempo.



13. Óscar García Sierra (León, 1994)

Primer y único poeta español al que podría relacionarse con la extinta Alt Lit. García Sierra fue traductor de muchos de sus integrantes y eso se terminó filtrando en su ritmo poético. Pero su literatura es mucho más, como pudo verse en Houston, yo soy el problema, su primer libro. Aquí unos versos:


llevo 20 años escapando pero aún no estoy lo suficientemente lejos.

en este cuerpo ya no caben más cicatrices

si quieres seguir haciéndome daño regálame uno nuevo.

soy el hombre llegando a la luna en un estudio de cine de las afueras de los ángeles.

mi corazón también orbita alrededor de la tierra

pero ya lo ha pisado tanta gente que no tiene ningún interés para los astrónomos.



14. Guillem Gavaldà, (Cerdanyola del Vallès, 1997)

Fam bruta no sólo le valió el Premi Francesc Garriga en 2016, sino que gracias a él ganó geniales reseñas y críticas, así como invitaciones a festivales internacionales como el Young Poets Meeting de Estambul. Ahora Gavaldà acaba de publicar Brànquies, su segundo y esperado libro. Este es un fragmento del primero:


LA CARN ESCUP LA MOLSA

de la gruta del teu cos.

Regurgita’m

cap enfora, treu-me

el fang

del paladar.



15. Claudia González Caparrós (A Coruña, 1993)

Si la carne es hierba le mereció un puesto finalista en el premio Pablo García Baena de poesía joven en 2015. Y aunque ya han pasado más de dos años desde la publicación, el libro no ha dejado de llegar a lectores, de seducirles con esas oraciones calmadas y solemnes de las que sus críticos hablan y que pueden intuirse en versos como estos:


Me adhiero a tus palabras porque no te tengo,

porque no quiero tenerte pero quiero tocarte; quiero moldearte con mis manos como a un palacio de cristal

y después romperte

como a un monumento de los caídos,

a la memoria de los que ya no están

y a la memoria de los que ya no somos.




16. Aída González Rossi (Tenerife, 1994)

Acaba de terminar Periodismo. En su blog se pueden encontrar sus poemas caóticos y sus textos de no ficción. Como poeta ha publicado en Oculta Lit:


Mi clítoris es un pétalo rojizo solo tengo. Pétalo y corazón. Me quiere arranco la corola pierdo todo el cabello. Si es así no mires mis escápulas reservo. La mejor fotografía salgo sonriente. Soy horrible dientes de alimaña no conocía. El poder de los cigarrillos. Quemados por la tarde en mi sofá (soy. Un escaparate aquí reflejo. Los cojines de mi tibia). La mejor fotografía sabes? aparento. Buena cara no tengo ojeras pétalo y corazón. No me quiere duermo trece horas. No me quiere cuánto falta para. Estar sola. Estar completamente sola.



17. Irati Iturritza (Pamplona, 1997)

Cuando Iturritza sólo era una adolescente en El Mundo apareció un artículo en el que se prometía que aquella chica se convertiría en una gran poeta. Quienes hayan leído su primer libro, Brazos cortos, ya pueden darle la razón a tal promesa. Ella escribe así:

 

Lugares que conozco:

manos

fuego

vértigo

y el miedo

a no alcanzar

ningún otro lugar



18. Elisa Levi (Madrid, 1994)

Suavidad e ingenio. Con esas dos palabras podría describirse el trabajo de Elisa Levi, autora de Perdida en un bol de cereales:

 

Cuando el mundo muera, se deslizará por mi cuerpo.

Y llena de vida,

mataré muerte en vida.

Entonces temblaré

porque cada día

los destrozos en mi cama

harán llorar a mis cosquillas.



19. Alejandra Marquerie Martín (Madrid, 1998)

Aunque su gesto parezca tímido, escuchar a Alejandra Marquerie Martín en algún recital nocturno de Madrid lleva a pensar en una especie de torbellino. Este fragmento pertenece al último poema de su blog:


Al frío del muro hambriento,
agoniza dormitando la lila.
Yo acudo oblicua a la llamada.

¿Habré dormido alguna vez?



20. Xaime Martínez (Oviedo, 1993)

Amante de la ciencia ficción y las novelas de vaqueros, su última poesía refleja un poco de esa pasión por la Literatura que algunos se empeñan en escribir en minúsculas. Ha publicado varios libros, ha ganado algún premio, tiene versos que alumbran, como:


La consigna era clara: vomitar la verdad y después prenderse fuego





21. Ainhoa Navarro Kühn (Gran Canaria, 2001)

Nació ya comenzado el nuevo siglo. Desde los 13 escribe y lee a poetas que encuentra por la red, como Rupi Kaur o Irene X. Sus textos se pueden encontrar en su blog:


Mi metamorfosis ha sido larga.

Soy la larva que repta

para salir de su roto refugio,

con las alas a tientas pero

con el resto de mis sentidos

más agudos que nunca.



22. Alex Pena (A Coruña, 1993)

Escribe poemas pero también escribe memes, y artículos sobre cine, y tuits muy ingeniosos. Publicó en la antología Pasarás de moda, editada en México, porque aunque es gallego también podría pertenecer a una nueva ola de poetas mexicanos que hablan de Internet, cultura pop y lucha libre:


no me gusta gritar porque no

creo en dios pero si existe no

me gustaría despertarlo de la siesta

no soy nadie para prohibirte gritar

 


23. Ismael Ramos (Mazaricos, 1994)

En la mesa de novedades de poesía de La Central se puede encontrar ahora 13. Antoloxía da poesía galega próxima donde, entre otras, destaca la voz de Ismael Ramos. Publicó su primer libro a los 18 y recibió buenísimas críticas. Quienes lo siguen en Instagram sabrán que es un lector insaciable. Aquí un fragmento de un poema suyo:


Chego no barco. Parece que rompésemos o coiro da auga.

Unha ferida de escamas que se pecha tras de nós. Así é o

monstro.

Á esquerda as ruínas brancas do templo.

Disme que esta é unha cidade con moitos deuses. Que o

vento asubía nas gaiolas dos pescadores.

Eu non oio nada pero é como se enterrasen un rei todos

os días.



24. Sofía Ruíz (Madrid, 1996)

La labor de Sofía Ruíz por difundir la literatura y el feminismo a las lectoras más jóvenes es tremenda. Junto con Rocío Torres o AZ Phadrig es una de las impulsoras del colectivo Las Brujas de Mayo. En el blog del grupo y en las lecturas en directo, Ruíz ha mostrado versos como estos:


te prometo que mi vestido es suave

te prometo que no te vas a cortar

te prometo que es terciopelo y reluce y brilla

por qué no quieres verlo brillar



25. Patricia Úbeda (Almería, 1994)

Cuando empezó a publicar sus poemas en Internet, Patricia no habría cumplido los veinte y tenía varios blogs. Tiempo después, su libro La casa de las luciérnagas ganó el I Premio Valparaíso y entonces el mundo visceral y caliente que hasta el momento había vertido en digital, manchó el papel. Dos versos de ese poemario:


Le cosimos una constelación en cada dedo.

Él nos decía, debajo de la herida no seremos nido, sino un jardín de lilas que cubra el cielo.



share