PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo ¿Qué dirán de mí si un día aparezco muerta? Lit

Lit

¿Qué dirán de mí si un día aparezco muerta?

H

 

Recuperamos este poema de la artista guatemalteca Regina José Galindo, porque al leerlo siempre sentimos la fuerza y el desgarro necesarios para soportar noticias como la del terrible asesinato de la joven mexicana Mara Castilla #NiUnaMenos #SiMeMatan

Luna Miguel

18 Septiembre 2017 11:40

Regina José Galindo es una artista guatemalteca conocida en todo el mundo por su trabajo con el cuerpo, su reivindicación del feminismo y su poderosa poesía política. De entre sus desgarradores textos hay uno que destaca especialmente: “¿Qué dirán de mí si un día aparezco muerta?”.

Este poema expresa la ignorancia y la malicia con la que se habla de las mujeres asesinadas en América Latina. Un reflejo de la ola de feminicidios que cada vez suceden con mayor ensañamiento y que en los medios de comunicación y en la redes sociales se siguen tratando de puntillas, de manera irrespetuosa, y la mayoría de las veces, incluso, culpando a la víctima.


(La artista Regina José Galindo)

Esto es exactamente lo que ha ocurrido durante los últimos días en México con Mara Castilla. El asesinato de la joven, que regresaba de noche a su casa en un transporte de Cabify y que permaneció desaparecida durante varios días hasta que el hallazgo de su cadáver, demostró otra vez que el país norteamericano es cada vez más inseguro y violento para con sus mujeres.

La muerte de Castilla ha reabierto un debate que, por otro lado, jamás termina de cerrarse en México, pues a diario se conocen casos de chicas desaparecidas, mujeres golpeadas, violaciones y acoso en todo el territorio. Mientras que decenas de miles de personas lloraban y lamentaban su desaparición, algunos medios de comunicación, columnistas y usuarios parecían empeñados en demostrar que la culpa la tuvo la propia Mara por lo “inadecuado” de salir sola por la noche. Porque "no es normal" que una chica regrese tan tarde a casa.

Debido a tales insultos, desde distintos colectivos feministas se lanzó el mensaje de #NoEsTuCulpa, con el propósito de demostrar que la víctima nunca es la culpable, y que el hecho de perdonar o justificar al asesino sólo hace más daño.

Además, desde Twitter se recuperó otro hashtag que ya había sido popular hacía unos meses y que la propia Mara Castilla utilizó el 5 de mayo de 2016 para tuitear algo que hoy leemos con el corazón en un puño: “#SiMeMatan es porque me gustaba salir de noche y tomar mucha cerveza…”.



Por eso es importante que hoy releamos a Regina José Galindo. Porque ella expresa a la perfección el doloroso momento al que nos enfrentamos. Porque honra la memoria de mujeres que como Castilla mueren por el único hecho de ser mujeres. Y porque aunque un puñado de versos como estos no puedan devolverle la vida, sí pueden conseguir que muchas de las que desde aquí quedamos nos sintamos acompañadas, comprendidas y poderosas.

#SiNosMatan, escupámosles este poema a la cara:


Abrirán mis gavetas

sacarán mis calzones al sol

revisarán minuciosamente mi pasado

y dirán

quizás

que lo merezco.


Cada periódico hará un despliegue de mis defectos

mis vicios

mis fallas

y dirán

quizás

que lo merezco.


Se desnudaba con demasiada facilidad

dirán algunos

fumaba mariguana

dirán los otros.


Saber en qué estaba metida

dirá fulanito

saber que debía

dirá menganito.


Se acostó con el que ahora es mi esposo

dirá la zutana

era una puta

dirá la fulana.

Una loca pensará merengana.


Una comunista que afirmaba el genocidio

escribirá perengano

una vergüenza para el país

apuntará perencejo.


Una cualquiera

denunciará el policía

tenía las uñas mal pintadas de rojo

y la marca de un arete en el ombligo.


Una marera

concluirá el fiscal

tenía la pierna tatuada con zopilotes

y una horrible telaraña en la parte de atrás.


Alguien localizará mis antecedentes penales

en la comisaría de Santa Catalina Pinula

y esa será mi perdición.


Dirán entonces que era una paria

una delincuente

una mala semilla

una drogadicta.


Las señoras en sus casas dirán que fue lo mejor para

Guatemala

el envidioso se alegrará en secreto con la noticia

y unos cuantos que me quisieron no dirán nada.


En mi entierro

mis cuatro hermanas

limpiarán sus lágrimas

y limpiarán mi nombre.


Dirán que es mentira

que Regina nunca estuvo vinculada al PRI

que no fue una puta

ni una loca

ni una vaga

ni una maleante

ni una bandida

ni una terrorista

ni una delincuente

ni una paria

ni una asesina

ni una ladrona

ni una extorsionista

ni una drogadicta

ni una vendida

ni una comunista

ni una criminal

ni una marera.


Dirán que Regina fue su hermana

y que era buena.


Y de ti

¿Qué dirán de ti si un día apareces muerto?


share