PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Este hombre escribió un libro feminista... plagiando a escritoras feministas

H

 

El periodista Jérémy Patinier escribió un libro llamado 'Pequeña guía de feminismo para hombres', pero la ensayista Noémie Renard se dio cuenta que estaba plagiado de páginas web feministas

Eudald Espluga

14 Junio 2018 11:03

La noticia es tan ridícula como parece: Jérémy Patinier, autor de Pequeña guía de feminismo para los hombres, plagió a autoras feministas para escribir su libro.

Una de las primeras en darse cuenta fue Noémie Renard, ensayista y autora del blog Antisexisme.net. Leyendo el libro de Patinier reconoció algunos de los pasajes, que el autor se había limitado a copiar de su blog sin citar. El descubrimiento le hizo sospechar que no era la única víctima, y se dedicó a investigar otras posibles apropiaciones. Poco a poco, confirmó que el libro estaba hecho a golpe de copy-paste: era un collage con fragmentos de la Wikipedia, de Vanity Fair, de L'Humanité y de páginas web feministas.

Después de que los fragmentos plagiados corrieran por las redes, y se demostrara que el autor los estaba copiando sin utilizar comillas, citar los autores o referenciar el texto en notas a pie de página, la editorial Éditions Textuel publicó un comunicado en Twitter en el que anunciaba que, como medida de precaución, suspendían la comercialización de la Pequeña guía de feminismo para hombres y se disculpaba ante les autores y editores de los contenidos copiados. Además, avisaban que emprenderían las acciones legales pertinentes.

Como señalan desde ActuaLitte, la ironía es mayúscula: la apropiación del trabajo de las mujeres por parte de los hombres fue uno de los detonantes históricos del feminismo. Aunque lo terrible de este caso es que Patinier lo ha hecho en nombre del feminismo y de la divulgación, dos principios que ha transgredido con el plagio.

Sin embargo, en respuesta al requerimiento de ActuaLitte, el autor se ha defendido de las acusaciones admitiendo sus errores. "Soy periodista y mi trabajo consiste en recolectar informaciones [...] ciertamente, y de forma visible, he cometido errores en mi proceso de trabajo. Una falta de referencias, de reformulación de ciertas explicaciones, de pasajes que no he citado. También fui demasiado rápido en la construcción / verificación final del libro, a pesar del trabajo conjunto con la editorial (y a pesar del software de corrección / verificación en el que validé el texto)". Además, niega que haya mala fe en los hechos, pues no lo ha hecho con la intención de enriquecerse: todos los beneficios que produzca el libro están destinados a una asociación solidaria con las mujeres que han sido víctimas de la violencia machista.

No es un problema nuevo. Recientemente, en España, una polémica semejante ha sacudido la publicación de #Hola Guerrera. Alegatos feministas para la revolución, el libro escrito por Towanda Rebels. Tanto en la faja como en la solapa del libro (escrito en primera persona por las autoras) se afirmaba que eran las creadoras de la campaña viral #YoTeCreo, que en realidad fue lanzada en Guatemala por una víctima de la violencia machista y que se convirtió en un poderoso movimiento internacional.

Desde la revista Locas Del Coño denunciaron la apropiación del hashtag y de la campaña. Y si bien es cierto que desde el canal de YouTube de Towanda Rebels se lanzó una exitosa campaña bajo este mismo lema, con la inclusión del hashtag en la portada se está haciendo otra cosa: utilizar el capital simbólico de la campaña para promocionar su producto.

En ambos casos, parece que la posible ilegalidad del acto importa mucho menos que la falta de sensibilidad. Supone olvidar la dimensión colectiva del movimiento de las mujeres. Reconocer y visibilizar el trabajo de las demás debería ser un objetivo prioritario de este tipo de obras. Por eso lo de Jérémy Patinier no es un simple error de revisión, sino un problema de perspectiva: la primera condición para escribir un manual de feminismo debería ser el compromiso con aquellas autoras que han luchado para convertirlo en un movimiento global.

share