PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Follaría contigo, pero tengo mucho porno atrasado

H

 

'Agonía infinita' es menos que un cómic y más que un montón de chistes. Las ilustraciones son muy ofensivas, pero te ríes un poco

E.E.C.

21 Marzo 2018 15:53

Hoy he descubierto Agonía infinita. Es menos que un cómic y más que un montón de chistes. Son 150 viñetas cómicas como esta, recopiladas en un libro.

Sí, son bromas de mal gusto y bastante infantiles. De las que no tendrían que hacer gracia porque hay-cosas-con-las-que-no-se-bromea.

Y en parte es cierto. El humor depende del contexto. De quién sea el emisor del chiste. De quién sea el objetivo. En este caso, el origen de las ideas es David Suárez, cómico y guionista, conocido por sus colaboraciones en Late Motiv, el programa de Andreu Buenafuente y, especialmente, por haber sido despedido en directo.

¿Descubrió entonces los límites del humor? Parece que no.

El problema es que esta vez no está solo. Las ideas siguen siendo suyas, pero el libro lo ha escrito junto a Guillermo Varela y Cristina Galan, que se han encargado de los dibujos y los colores respectivamente. Por la estética, Agonía infinita recuerda a los memes que emergen de las profundidades de internet, pero su lógica -tan simple como enferma- lo acerca a ese género extraño que algunos llamaron posthumor.

¿En qué consiste? En llevar alguna idea absurda hasta el extremo y darle contexto.

La cultura pop es sólo una excusa para ir más allá. Y quizá todo el libro es una excusa para meterse con Isabel Coixet.

Y sí, por cultura pop entenedemos eso que va de Julián Muñoz a Cthulhu. Asumiendo, claro, que no son la misma persona.

Lo importante de este tipo de humor es que al leerlo te quedes así.

Los chistes son malos. De un gusto horrible. Pero te reirás.

share