PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Cepoi: una bromita homófoba para todos los públicos

H

Cepeda / Instagram
 

/OPINIÓN/ "Cuando la misma foto la suben dos gais o dos lesbianas, las redes se llenan de comentarios de odio. Ojalá muchos de nosotros no tuviéramos que pensarnos dos veces presumir de nuestra pareja por miedo a que nos amenacen" #CuántaPluma

Rubén Serrano

27 Febrero 2018 17:08

Lo han vuelto a hacer. Se han reído de nosotros. Cepeda y Roi, exconcusantes de Operación Triunfo, han compartido una fotografía en las redes sociales fingiendo dormir juntos. Twitter ha tardado pocos segundos en estallar con mensajes que alaban este shippeo y que pregonan que con este gesto ambos están abanderando la causa gay.

Lamento deciros que no. Los autodenominados Cepoi no están visibilizando la comunidad LGTB+ en nada. Esta foto huele a ‘machirulada’ se mire por donde se mire: son dos chicos heterosexuales que juegan a ser gais para mostrarle al mundo el cariño mutuo que se tienen. Cepeda y Roi se toman la homosexualidad a risa para conseguir más likes.

Este acto a priori inofenesivo fomenta la microhomofobia: una forma sutil de discriminar a la comunidad gay con actitudes y gestos cotidianos que van disfrazados de humor. Sin embargo, ese humor duele. Cuando la misma foto la suben dos gais o dos lesbianas, las redes se llenan de comentarios de odio. Ojalá muchos de nosotros no tuviéramos que pensarnos dos veces presumir de nuestra pareja por miedo a que nos amenacen.

Cepoi es la broma homófoba perfecta para todos los públicos, ya que usan los privilegios que la sociedad hetenormativa y patriarcal les han dado para mofarse del sufrimiento que puede suponer vivir fuera del armario. Roi pasaba sus ratos libres en la Academia exagerando su amaneramiento y feminidad para hacer saltar las risillas de su público, mientras que Cepeda se negó a darle un beso a su compañero porque eso “cuestionaría” su masculinidad. Cepoi es falsa propaganda queer.

Los verdaderos representantes de la comunidad LGTB+ son otros concursantes de OT. Marina, Agoney o Ricky muestran su sexualidad con orgullo y con solo su presencia ya están haciendo algo de valor por nuestra visibilidad. Sin embargo, nos centramos en linchar a Agoney porque “parece muy gay” y “tiene mucha pluma”. Agoney es tan gay como tú y como yo. Cepoi, no. Cepoi no nos representa en nada porque ellos nunca sabrán lo que supone que te griten “maricón” por la calle delante de tu madre.

¿Por qué nos molesta que los hombres heterosexuales bromeen con ser gais para conseguir aplausos y vitores? Porque nos hace darnos cuenta de que para parte de la sociedad ser diferente a la norma imperante todavía se paga caro. Porque hasta que eso no deje de molestar a unos cuántos -que al final son unos muchos-, no tendremos una igualdad real. Y porque hay que entender que hay bromas que, incluso con supuesta buena intención, duelen.

share