PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Lasciva, política y mucho más violenta: así es la misteriosa versión islandesa de 'Drácula' Lit

Lit

Lasciva, política y mucho más violenta: así es la misteriosa versión islandesa de 'Drácula'

H

 

El origen del 'Makt Myrkranna', la versión del clásico escrita por Valdimar Ásmundsson, es literalmente un rompecabezas: los cambios introducidos en la trama coinciden con las notas privadas de Bram Stoker sobre la novela que nunca llegaron a publicarse

Eudald Espluga

30 Octubre 2017 19:18

"Al principio solo vi el resplandor de sus ojos, pero luego pude distinguir con claridad que sus senos estaban manchados de sangre y recuerdo que me sentí horrorizado. [...] Se sentó sobre mis rodillas, y noté su suave cuerpo entre mis brazos mientras ella me envolvía con los suyos con tanta fuerza que apenas me permitía respirar. Aún puedo sentir cómo presionó sus labios contra mi cuello en un largo beso que me hizo estremecer. Fue como si me derritiese y perdiese la conciencia, como si el tiempo y el espacio se disolviesen."

Más que una escena clásica de terror, en la que un ente sombrío y brutal intenta acabar con la vida del protagonista, parece que este fragmento de Los poderes de la oscuridad describa un encuentro erótico. Incierto y sombrío, sí, pero deseado.

Esta incertidumbre —la zona gris que se extiende entre el deseo y la repugnancia— es el principal terreno emocional que trabaja una novela. Porque la ambigüedad y la angustia claustrofóbica son quizá las carcateristicas principales del Makt Myrkranna (Los poderes de la oscuridad), la extraña versión islandesa de Drácula que acaba de publicarse en castellano.

Decir que el misterio envuelve este texto no es un vacío ejercicio retórico, ni un intento mal disimulado por despertar la curiosidad. Cómo esta versión llegó a publicarse en enero del año 1990 en Fjallkonan, un periódico islandés, sigue siendo hoy un enorme rompecabezas.

Publicación original del Makt Myrkanna en Fjallkonan

Para hacernos una idea, empecemos con las preguntas frecuentes y, en este caso, necesarias, que el estudioso Hans C. de Roos resuelve —por llamarlo de alguna manera— en la introducción del libro.

¿En los países nórdicos han estado leyendo hasta ahora una versión diferente de Drácula pensando que leían el Drácula de Bram Stoker? Sí.

¿Es el Makt Myrkranna una traducción del Drácula de Bram Stoker? Sí y no.

¿Cuenta la misma historia que texto el original? Sí y no.

¿Se sabe quién es el autor? Sí, Valdimar Ásmundsson.

¿Cómo llegó la versión de Stoker a Isladia? A través de otra versión, en este caso sueca, de la que mejor no preguntéis nada. Solo se sabe que se llamaba Mörkrets Makter, que también significa "los poderes de la oscuridad".

¿Bram Stoker colaboró en su elaboración? Quizá. Aunque se desconoce cómo, se supone que sí.

¿Por qué se supone, entonces, que sí colaboró en su elaboración? Porque las escenas que no están en el Drácula original coinciden con las escenas que Bram Stoker imaginó y describió en sus notas privadas, pero que finalmente no se incluyeron en la versión publicada.

¿Pueden ser estas escenas inéditas una traducción de las 100 páginas iniciales que faltaban en la copia mecanografiada de Drácula hallada en 1897? No se sabe, pero tendría sentido.

Presentado ya el rompecabezas, podemos lanzarnos a lo importante: el texto mismo de Los poderes de la oscuridad. Porque independientemente de su improbable origen, la novela es una revisión interesantísima del mito de Drácula, ya que lo presenta bajo una perspectiva mucho más cruda y carnal, además de política.

A diferencia del original, se centra casi exclusivamente en el viaje a Transilvania de Thomas Harker, un joven abogado, y su estancia al castillo del conde Drácula. La segunda parte del libro, construida de forma epistolar en la versión de Stoker, desaparece por completo. Con ella también desaparecen muchos de los personajes que jugaban un rol importante, pero secundario. Aquí solo queda lo esencial: la representación de lo demoníaco.

Al reducir el argumento a las vivencias de Harker en el enorme castillo de los Cárpatos, la novela permite una aproximación mucho más profunda a la figura del Conde y los demonios que lo rodean. En Los poderes de la oscuridad el encuentro del joven abogado con las provocativas vampiresas no es una mera anécdota. Tampoco lo son los etéreos monstruos que se le aparecen a Harker, quien aquí es seducido por una mujer espectral, extraña sobrina o bisabuela del Conde, a la que se abandonará tanto en sus sueños diurnos como en sus noches de delirios lujuriosos.

Es ella quien se le abalanza con los pechos desnudos y llenos de sangre. Es ella quien, mientras le besa el cuello, le pide que se quite el crucifijo. Es ella quien somete a Harket con lascivia, quien lo desquicia de gozo, quien lo retiene prisionero de su propia pasión.

El Conde Drácula es un libertino. No solo libera el reprimido imaginario sexual de Harker, sino que reviste con un componente libidinoso sus ritos satánicos. Lo sabemos por Harker, que deviene un voyeur de los obscenos sacrificios que se producen en la cripta: los cuerpos simiescos y sucios que se entremezclan en una orgía de fluidos le horrorizan y le excitan al mismo tiempo.

Las fantasías lúbricas del Conde, la inmoralidad atávica de los actos cometidos, encuentran un correlato político en la conspiración diplomática internacional que planifica y financia. Una conspiración mediante la cual aspira a derrocar las instituciones democráticas occidentales: este Drácula es un aristócrata revolucionario, inspirado por un pensamiento darwinista y supremacista, que pretende imponer una élite de hombres poderosos y libres.

"Los fuertes prevaleceran y conquistaran el mundo. Los débiles solo son creados para satisfacer las necesidades de otros más fuertes. La persona que sepa cómo emplear su fuerza obtendrá la supremacía y tendrá todo bajo su control (belleza, prudencia y conocimiento)"

Pero Los poderes de la oscuridad es mucho más. Es una revisión de Drácula a partir de la mitología nórdica; es un texto que adelanta y predice la estética mediante la cual se representará cinematográficamente al Conde; es una fantasía sobre la dependencia emocional y, a diferencia del Drácula de Stoker, es una intensa historia de amor; es, evidentemente, una novela de terror, pero también de terror político: una fantasía supremacista sobre como acabar con la democracia en Europa.

Una fantasía, política y erótica, que se puede resumir en estas pocas palabras del Conde Drácula: "gobernar, mi joven amigo, gobernar es lo único por lo que merece la pena vivir, ya sea en la voluntad de las gentes, o en sus corazones."

share