PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Cuéntame un cuento feminista antes de ir a la cama y lo conquistaré todo

H

 

De cómo un humilde proyecto entre dos amigas se convirtió en el éxito editorial infantil de 2017

Luna Miguel

30 Enero 2018 17:37

Se lo regalaron a mis primas. Y también a mi hermana. Se lo regalaron a varias niñas de la guardería, y a la hija de una amiga, y probablemente a la de mi vecina. El año pasado, con las Navidades de por medio y entre paquetes de juguetes rosa-chillón y esas Barbies tolerantes que ahora visten ropa sencilla sobre sus caderas anchas, se coló un libro de voluntad feminista que según cifras facilitadas por Destino llegaría a más de 100.000 hogares sólo en España.

El dato no es raro si tenemos en cuenta que el éxito mundial de Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes asciende casi al millón y ha sido avalado por todos los grandes medios del mundo, y también por todos los grandes nombres que los conforman. El dato tampoco es raro si tenemos en cuenta que el entusiasmo por este libro se convirtió en hashtag —#niñasrebeldes, #RebelGirls— o que hasta Beyoncé y J.K. Rowling quisieron formar parte de sus páginas.

Sin embargo, la popularidad de un libro como este sí podría extrañarnos si tenemos en cuenta que desde su mismo origen Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes era el proyecto humilde de dos amigas —Elena Favilli y Francesca Cavallo —a las que simplemente les apetecía llenar el hueco frío y oscuro que la literatura infantil había dedicado hasta entonces al activismo feminista.

Sólo hace falta echar un vistazo a los libros de texto que los niños estudian en los colegios para encontrar en ellos la ausencia de figuras femeninas. Sólo hace falta mirar buena parte de los clásicos del cine infantil para encontrar en ellos historias de mujeres sometidas. Sólo hace falta preguntarnos a nosotros mismo cuáles fueron nuestros referentes de la infancia para saber que entre escritores, científicos, artistas o deportistas los nombres de ellas nunca se nos iluminaban.

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes es una enciclopedia de lo que durante siglos se silenció y de lo que todavía hoy se nos esconde: el papel fundamental de las grandes mujeres de nuestra historia, sí, pero también el papel fundamental que cada niña rebelde de hoy podría representar en ella mañana.

Dicho esto, ¿puedo pedir un deseo?. Que en las próximas celebraciones, Navidades o cumpleaños Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes se lo regalen a mis primos, y también a mi hermano, y también a los niños de la guardería, y también al hijo de un amigo, y también al de mi vecino, y también a todos los hombres que conozco, y por qué no, hoy voy a ir a la librería: hoy se lo voy a regalar a mi hijo.

share