PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Feminismo, arte y rivalidad: la compleja relación de las hermanas De Beauvoir

H

 

Una exposición en el museo Würth France de Erstein nos invita a recuperar la pintura feminista de la hermana de la autora de 'El segundo sexo'

Eudald Espluga

03 Mayo 2018 13:35

Era la primera cita de Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre: él había propuesto que se vieran y ella aceptó. Pero cuando el filósofo llegó al sitio indicado, se encontró con una chica más joven, rubia y no morena, con los ojos de un azul muy claro: era Hélène de Beauvoir.

La filósofa se había arrepentido a última hora, y pidió a su hermana pequeña que acudiera a la cita en su lugar: "le reconocerás porque es un hombre feo y con gafas". Hélène volvió decepcionada de la cita, porque no encontró en Sartre la grandeza de espíritu, inteligencia y divertida conversación que según su hermana compensaba la fealdad del filósofo existencialista. La escena era un resumen perfecto del tipo de relación compleja que ambas mantuvieron a lo largo de sus vidas: complicidad efectiva, rivalidad latente.

('Paisaje', de Hélène de Beauvoir)

Hélène era pintora y activista feminista. Se casó con un discípulo de Sartre, diplomático, que Simone nunca aprobaría por ser demasiado burgués. Expuso por primera vez en la galería Bongrad de París, en 1936, aunque sus éxitos los cosecharía más tarde, ya fuera de Francia, en Milán, Tokyo o Nueva York. Sus primeras obras tenían una fuerte impronta cubista, y serían levemente elogiadas por Pablo Picasso como "originales". Su trabajo, sin embargo, estuvo por una parte ligado a la geografía variable a la que el trabajo de su esposo le obligaba (le seguirá por Portugal, Marruecos, Austria e Italia) y, por otro lado, a las ideas, el trabajo y el nombre de su hermana. Fue Hélène quien compuso dieciséis grabados para La mujer rota, el libro de relatos que Simone publicó en 1967.

Como explica Claudine Monteil en Las hermanas Beauvoir, fue a partir de los hechos de mayo del 68 que la pintura de Hélène se volvió política, y su compromiso con el feminismo mucho más explícito. En abril de 1971 firmará junto a Simone el "Manifiesto de las 343" en Le Nouvel Observateur, en el que reconocían haber abortado clandestinamente, y poco después participaría en la fundación del SOS Femmes Solidarité en Estrasburgo, una asociación que tenía como objetivo ayudar a las víctimas de la violencia machista.

('Les Femmes Papillons', de Hélène de Beauvoir)

En el Musée Würth France de arte moderno y contemporáneo, en Erstein, han recuperado la obra de Hélène de Beauvoir en una exposición que durarará hasta setiembre. Se trata de una retrospectiva interesante para recuperar su historia, especialmente si tenemos en cuenta que la publicación de las cartas de De Beauvoir a Sartre reveló el secreto y profundo desprecio que la filósofa sentía por la obra pictórica de su hermana.

Ahora que se acerca el setenta aniversario de la publicación de El segundo sexo el apellido de Beauvoir volverá a ser noticia, y la formación feminista de Simone no puede desligarse de la de su hermana. Recuperar la obra de Hélène de Beauvoir, así como la relación difícil que mantuvo con Simone, es un paso necesario para comprender a una de las filósofas más importantes del s. XX.

(Vía L'Obs)


share