PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

La muerte de Spiderman, la invasión de los mocos-vampiro y otras cosas con caca

H

Imagen: Twitter / El Hematocrítico
 

'El pato hecho de lechuga', '¿Cómo caerse al suelo?', 'El cerdo sin patas' o 'Qué hacer mientras estás sentado en el retrete' son algunos de los maravillosos títulos que algunos niños imaginaron en el taller de escritura divertida que Miguel López (El Hematocrítico) organizó este fin de semana en la Feria del Libro de Madrid

Eudald Espluga

04 Junio 2018 12:22

Existencialismo salvaje. Cyberpunk animalista. Metafísica de los objetos. Costumbrismo imposible. En la portada de un libro cabe todo, especialmente si la diseña un niño al que se le pide que imagine y dibuje el absurdo.

Este fin de semana, en la Feria del Libro de Madrid, Miguel López (El Hematocrítico) organizó un taller de escritura a propósito de su Cuadernito de escritura divertida, un libro con cuarenta propuestas gamberras para que los niños estimulen su creatividad mediante la palabra. En el taller llevó a la práctica una de las propuestas de su cuaderno: la confección de una biblioteca para el mayor coleccionista de libros extraños del mundo; y le pidió a los niños que imaginaran los títulos más descabellados que se les ocurrieran.

El resultado fue mucho más que maravilloso. Lejos de la pulcritud desganada de las grandes editoriales, con sus portadas preciosistas y títulos grandilocuentes, en la colección que resultó del taller es difícil encontrar una sola propuesta que no nos resulte fascinante.

Incluso una de los más simples, Spiderman muere —con un diseño rojo y azul igualmente minimalista— abre una dimensión trágica del universo Marvel hasta ahora desconocida. Algo que junto con Los 4 y el monstruo de IT o El Vamoco —un moco vampiro— constituye una interesante reinterpretación de la cultura popular.



Los libros escatológicos —incluso en formato de manual de autoayuda— podían llegar a ser previsibles: Las aventuras de la caca, Qué hacer mientras estás sentado en el retrete; ¿Qué es la caca de perro? o Aventuras misteriosas de un baño.



Pero hay más.



Mucho más.



Incluso metaficción.



Y hasta crítica social.



Pero sin duda el mejor es Libro sobre sentido de una mesa, obra que promete ser una mezcla inquietante entre George Perec y Martin Heidegger.



Miguel López es profesor de primaria, y entiende que la risa, el humor, la sorpresa y las tonterías cumplen una función importantísima en el aprendizaje. Pero no sólo para los niños pequeños. Como explicaba en una entrevista para Yorokobu sobre El cuadernito, "cuando trabajo para adultos me dicen que mi estilo es naíf e infantilizado, y cuando trabajo en el ámbito infantil, que trato a los niños como adultos. Así que la verdad es que creo que no hago diferencias. La poética que me interesa y el humor que me fascinan son relativamente universales".

Que no podamos evitar reírnos con El pato hecho de lechuga es la prueba definitiva de que López tiene razón.


share