PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Ha muerto nuestro queridísimo Tom Wolfe

H

 

El periodista y novelista estadounidense falleció este lunes en Manhattan a los 87 años

Eudald Espluga

15 Mayo 2018 17:46

Según ha informado hace unos minutos el New York Times, el escritor y periodista estadounidense Tom Wolfe ha muerto a la edad de 87 años. Como ha confirmado Lynn Nesbit, su agente, el autor de Ponche de ácido lisérgico había ingresado el lunes en el hospital debido a una infección, pero no sobrevivió.

Frente a la inmediatez del periodismo, Wolfe reivindicaba el valor del libro y de la escritura en sí misma, que entendía como una empresa literaria. Aunque muchas veces se ha cualificado su trabajo bajo la etiqueta de "periodismo pop" —por el hecho que se lanzaba a investigar cuestiones relativas a la cultura popular como el LSD, el arte contemporáneo o el narcisismo—, su forma de entender el trabajo no tenía nada que ver con la pretendida frivolidad que se le achacaba: con sus ensayos conseguía profundizar en temas de los que los medios de comunicación sólo llegaban a tratar superficialmente.

Referente del Nuevo Periodismo junto a Gay Talese, Truman Capote, Norman Mailer y Hunter S. Thompson, Wolfe había pasado los últimos años alejado de la profesión, pues como repetía en las entrevistas, desconfiaba enormemente del periodismo digital: "es probable que haya menos noticias cubiertas hoy, con todos estos nuevos y diferentes medios de comunicación, que en 1955. No tengo ni idea de lo que se ha derivado de todo esto, pero es como tener a alguien susurrando al oído".

Más allá del periodismo, podemos ver su gran novela La hoguera de las vanidades, publicada en 1987, como el reverso ficcional de su obsesión por narrar el presente: es una gran sátira del espíritu de los años 80, una corrosiva obra costumbrista en la que concentraba algunas ideas que ya había expuesto en La década púrpura y en La izquierda exquisita. Y aunque el propio Wolfe reconocía que la novela había muerto, en 2012 publicó una último trabajo de ficción, Bloody Miami, en el que recuperaba el impulso sociológico y descuartizaba la sociedad estadounidense de nuestro tiempo.


share