PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Cuando una polémica literaria puede convertirse en una sentencia de muerte

H

Imagen: Arte PG
 

La revista mexicana 'Círculo de Poesía' habría intentado relacionar el trabajo del colombiano Juan Manuel Roca con las FARC y el Cartel de Medellín. El poeta lo ha denunciado así, causando un enorme revuelo en el mundillo literario de México, Colombia y hasta Marruecos. Aquí explicamos las peligrosas implicaciones de esta polémica

Eudald Espluga

24 Mayo 2018 13:28

El pasado 14 de mayo estalló una importante polémica el mundo de la poesía. Todo empezó con una grave acusación contra el poeta colombiano Juan Manuel Roca, del que se dijo que estaba pagado por las FARC y el Cartel de Medellín. Fue el propio poeta quien desveló la existencia de tales acusaciones en un artículo escrito para La Jornada, donde hacía una crónica de su asistencia al Festival de Poesía de Safi, al que había sido invitado para recibir un homenaje.

Supuestamente, esta acusación procedía del poeta mexicano Alí Calderón, director de Círculo de poesía, quien en una comunicación privada mantenida el pasado octubre con el poeta kurdo Hussein Habasch no sólo habría afirmado que Juan Manuel Roca estaba "pagado" por estas organizaciones, sino que habría anunciado su intención de cortar toda relación con el Festival: "desgraciadamente, nos hemos enterado de que estáis organizando un homenaje a Roca. Quiero que sepas que él no es nuestro amigo. De hecho, no es amigo de nadie. Es por eso que todo nuestro equipo en América Latina, España y otros países en Europa y Asia hemos decidido no trabajar más contigo".

(Captura de pantalla de los supuestos mensajes de Messenger cruzados entre Alí Calderón y Hussein Habash, transcritos y publicados por Khalid Raissouni en su Facebook)

Para el poeta colombiano, estos mensajes eran un intento de boicotear el homenaje, presionando con calumnias a los organizadores para que retiraran la invitación. Algo que tanto Ali Calderón como la redacción de Círculo de poesía negaron en dos comunicados, en los que justificaban que su rechazo al poeta colombiano tenía razones estrictamente literarias: "nunca se propuso que tal homenaje se suspendiera ni se trató de impedir de modo alguno su consumación. Simplemente no estamos interesados en colaborar con personas que tienen una idea de la poesía iberoamericana orientada por la política cultural transnacional".

Calderón no desmintió la existencia de estos mensajes, pero sí señaló que sus "consideraciones sobre Juan Manuel Roca" habían sido "tergiversadas y manipuladas". Además, en el comunicado de Círculo de Poesía, se referían al autor de la filtración en estos términos: "sean todos cuidadosos en lo que se escriben con Husssein Habash, el kurdo de Bonn, este sí, sapo asqueroso que delata interesadamente a sus colegas poetas".

Leyva salió en defensa del poeta, señalando el peligro que entrañaba relacionar públicamente su nombre con las FARC o el Cartel de Medellín, puesto que tanto en México como en Colombia eso suponía una amenaza real de muerte.

A raíz de esta carta abierta, Khalid Raissouni —colaborador del festival marroquí y traductor al árabe de Roca— se vio obligado a publicar los mensajes a través de Facebook. Explicó que el objetivo de la filtración era poner fin a las acusaciones cruzadas, después de que la polémica hubiera derivado en un enfrentamiento entre Círculo de poesía y La otra, revista mexicana dirigida por José Ángel Leyva. Amigo y estrecho colaborador de Roca, Leyva salió en defensa del poeta, señalando el peligro que entrañaba relacionar públicamente su nombre con las FARC o el Cartel de Medellín, puesto que tanto en México como en Colombia eso suponía una amenaza real de muerte.

Juan Manuel Roca y el contexto colombiano

Para entender la gravedad de la situación, es necesario conocer tanto a los protagonistas como el contexto en el que se producen la acusaciones.

Actualmente, Juan Manuel Roca es uno de los poetas más célebres de Colombia. Ganador del premio Nacional de Poesía, es una figura con reconocimiento institucional dentro y fuera de su país: honoris causa por dos universidades distintas, trabaja como docente en la Universidad Nacional de Colombia. Roca empezó a publicar en los años setenta, bajo el influjo de su tío, Luis Vidales, escritor comunista, que le enseñó que "las letras no pueden abstraerse de la realidad". Por ello, además de su faceta como escritor, durante diez años ejerció como director del Magazín Dominical de El Espectador, y su trayectoria pública le ha convertido en uno de los mayores intelectuales de su país.

¿Su relevancia pública y su condición de poeta institucional justifican el tipo de incriminaciones que se han lanzado contra él? José Ángel Leyva explica que Roca "ha sido un crítico visible del paramilitarismo y también de la violencia política, de la corrupción y las oligarquías colombianas". Todas las fuentes que hemos podido consultar coinciden en señalar que el compromiso público del colombiano ha sido siempre con la no-violencia. Roca, además, trabajó en El Espectador "en la época en que el Cartel de Medellín, en cabeza de Pablo Escobar, asesinó a Guillermo Cano, su director", resume a PlayGround el poeta colombiano Didier Andrés Castro, "con esto trato de decir que las acusaciones de Circulo de poesía son ridículas".

Asimismo, denunciarle por pertenecer a las FARC no es para nada una etiqueta inocente, incluso después del acuerdo de paz y su reconversión en partido político. "En la presente época electoral", nos explica Castro, "hay una fuerte lucha de la extrema derecha por volver al poder y deshacer aquel acuerdo. Hay posibilidades de volver al pasado, en el que mencionar siquiera a las FARC era sinónimo de condena".

El "círculo vicioso" del Círculo de Poesía

Círculo de Poesía es mucho más que una revista. Diez años después de su fundación, se presentan a sí mismos como "la revista de literatura más leída de la lengua española", dedicada a socializar el material proporcionado por "un numero muy amplio de colaboradores en todo el mundo y desde las más diversas lenguas en los cinco continentes de la tierra". La revista sirve como eje de tres grandes proyectos editoriales: Círculo de Poesía Ediciones, Visor Libros México y Valparaíso México. En torno a su sello se organizan todo tipo de actividades: "encuentros, festivales, mesas redondas, talleres, cursos, programas de becas literarias y seminarios con diversas instituciones públicas y privadas del país y de otros países".

El 19 de mayo, con la polémica en marcha, Juan Manuel Roca cargó nuevamente contra Círculo de Poesía desde su página de Facebook: "a veces eran rumores, no obstante tantas certezas acerca del Círculo Vicioso quedaron al desnudo".

Tanto el apelativo "círculo vicioso" como la referencia a "los rumores" se refieren a un ensayo testimonial de Antonio Cienfuegos, publicado en la revista OtroLunes en 2013, que llevaba por título Poesía y corrupción. Amigo cercano de Calderón, Cienfuegos afirmaba que fue una de las personas que colaboró en el nacimiento de Círculo de Poesía. Comparaba el funcionamiento de la revista con el de una mafia con jerarquías militares, que avanza mediante el amiguismo y otras prácticas desleales: "están relacionados, coludidos y en contubernio para otorgarse premios, becas e invitarse a festivales a lo largo de toda Iberoamerica". En el artículo se incluyó una lista de los premios más sospechosos, apoyado por una carta pública firmada por más de 70 personas, que en 2012 ya denunciaba "compadrazgo y amiguismo en torno al Premio Nacional de Poesía Clemencia Isaura", señalando directamente a Alí Calderón, Mario Bójorquez y a otros miembros de la dirección.

(Captura de pantalla del artículo de Antonio Cienguegos)

El caso del homenaje a Juan Manuel Roca sería otro ejemplo de estas supuestas prácticas. Por ello, algunos poetas de varios países latinoamericanos están pidiendo que su obra y sus colaboraciones se retiren de la plataforma. Albeiro Montoya, poeta colombiano cercano a Roca, ha exigido esto mismo desde su cuenta de Twitter. Lo explicaba así a PlayGround: "veo un medio cerrado que solo tiene una coherencia en su operar y es hacerle honor a su nombre, un medio cerrado que desestima sin razón a quienes no comulgan con su proceder y con quien es imposible dialogar". Montoya señala, además, la visión política y mercantilista de la poesía que se desprende de tales prácticas.

¿Círculo de Poesía contra Juan Manuel Roca?

El comunicado que la redacción de Círculo de Poesía publicó el 17 de mayo desmerecía todos los hechos expuestos, reduciéndolos a un simple enfrentamiento entre revistas y círculos literarios; y señalando directamente a los celos de La Otra. Lo cierto es que cuando la polémica estalló en redes, la página de Facebook de La Otra fue uno de los puntos calientes. Supuestamente, allí Mario Bójorquez llamó "narcopoeta" y "poeta de las FARC y del Cartel de Medellín, golpeador de mujeres y poetas, pandillero de quinta y comunista a modo", aunque como señala Carlos Aguasco en un artículo, después borró el mensaje al reconocerlo como una ofensa.

(Imagen compartida por Carlos Aguasco del mensaje ahora eliminado)

Desde Círculo de Poesía, tanto Alí Calderón como Mario Bójorquez han declinado hablar con PlayGround sobre la polémica. Desde La Otra, José Ángel Leyva ha preferido no pronunciarse sobre las razones que habrían llevado a los miembros de Círculo de Poesía a intentar desprestigiar al poeta colombiano. Pero sí recalca la importancia de la pregunta: "ignoro el o los porqué. Solo ellos pueden responder a esa pregunta [...] La pregunta es cuál o cuáles eran sus objetivos al pretender impedir el homenaje a Roca en Marruecos, y a quiénes se refieren cuando mencionan como equipo en Latinoamérica y España, qué y quienes están detrás de esa campaña o de ese proyecto de control y de certificación poética".

Finalmente, y sin querer ser equidistante, el traductor Khalid Raissouni, en declaraciones a PlayGround, ha resumido bien la indignación y el peligro que pueden suponer todas estas prácticas, tanto a nivel político, como literario y, sobre todo, personal: "todos cometemos errores, tenemos que corregirlos y evitar hacer daño a otros. Para eso somos poetas, no para acusar, calumniar o insultar. Al final todos somos hermanos y amigos de la palabra pura. Como decía Juan Goytisolo: basta de ensuciar nuestro propio nido".

share