PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

1000 viñetistas para luchar contra los antiabortistas

H

 

Más de 1.000 viñetistas argentinas se han unido en el colectivo Línea Peluda para visibilizar la lucha por un aborto legal, gratuito y seguro

Eudald Espluga

12 Junio 2018 10:59

En Argentina, la cuenta atrás está en marcha. Faltan 24 horas para la votación sobre la despenalización del aborto y la Cámara baja está dividida: los indecisos determinarán el resultado.

Esta votación es el resultado de años de lucha feminista: si el grito antimachista de Ni Una Menos se ha convertido en un símbolo internacional, las mareas verdes han hecho lo mismo con la lucha en favor de un aborto legal, seguro y gratuito. Contra los argumentos trillados de los antiabortistas, el derecho al aborto, para las mujeres argentinas, es el verdadero derecho a la vida: en 2016 se registraron hasta 40 muertes y más de 10.000 gestantes sufrieron complicaciones.

Pero el verde no sólo ha teñido las calles de protestas y reivindicaciones, también ha llegado al mundo del cómic. Línea Peluda es un grupo de dibujates que desde abril se ha constituido como un colectivo amplio que agrupa a más de mil viñetistas mujeres y trans feministas que reivindican la despenalización del aborto. La idea nació después del 8M, cuando un grupo de artistas —entre el que destacaban Nacha Vollenweider, Sole Otero, Julia Barata, Leila Barthe, La Watson, Fulana Who o Camila Notari— decidieron organizarse para amplificar su lucha. Como explican en Indie Hoy, el nombre del grupo alude a un concepto del mundo del dibujo: "se usa para referirse a una línea desprolija y conformada por varias líneas que dan un efecto que recuerda a muchos pelos".

Salvo algunos casos excepcionales, como el de las mujeres historietistas del mundo underground de los años 70, el aborto había sido un tema ausente en la historia del cómic argentino. Ahora, sin embargo, el verde y el negro han abierto un nuevo territorio a medio camino entre la historieta, la ilustración y el documento político que busca favorecer la reproductibilidad y la difusión de sus dibujos en pegatinas, carteles, pancartas y camisetas. Su objetivo es conquistar el imaginario colectivo con una estética que los identifique como colectivo, más allá de las autoras particulares.

Además. su iniciativa ya ha tenido ramificaciones: ha aparecido otro grupo de dibujantes —que en este caso incluye a hombres, con la única restricción de que dibujen sólo a mujeres— llamado Superheroínas por el aborto legal, que abogan por el fan art para recrear algunos de los personajes más míticos de Marvel y DC, pero también del manga y de la cultura popular, de Bola de Dragón a Los Simpson.

Han convertido el arte en una forma de acción colectiva: han sacado los lápices a la calle, has estampado sus viñetas en la Casa Rosada y han repartido fotocopias. Pero también han hecho un uso intensivo de las redes sociales, especialmente de Instagram, donde acumulan casi 40.000 seguidores. Allí han publicado la cuenta atrás hasta la votación: ahora quedan dos días y lucharán hasta el último momento. Está en juego la vida de las mujeres.

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

A post shared by Linea Peluda (@linea_peluda) on

share