PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

#ÚLTIMAHORA contra el machismo literario: hacia una huelga feminista

H

 

La campaña para desenmascarar el machismo literario y el acoso sexual en el mundo editorial sigue adelante: estas son las últimas lecturas que recomendamos

Eudald Espluga

05 Marzo 2018 13:44

Cinco lecturas muy importantes de la semana y por qué las recomendamos:

1. "Ojalá seamos tantas que dé miedo contarnos". La columna que ha publicado Almudena Grandes en defensa de la huelga feminista contiene un mensaje simple y radical que sintetiza perfectamente el espíritu de este 8 de marzo. La huelga, como todas las huelgas, es política: primer paso hacia la conciencia de clase, salir a la calle implica ponerse un uniforme para que los opresores vean que las mujeres son mayoría y que están tan unidas como ellos. "Las mujeres no hemos hecho otra cosa que trabajar y trabajar, cada una por su cuenta, eso sí, desconectadas, aisladas, hasta llegar a una situación tan injusta como la que padecemos. Yo no voy uniformada desde que salí del colegio, pero el 8 de marzo voy a ponerme el uniforme de mujer trabajadora y huelguista".

2. Este marzo también es el mes de las filósofas y de todas aquellas mujeres que trabajan en el campo de la filosofía. Con el hashtag #lasMujeresTambiénPiensan, la Red Española de Filosofía ha lanzado una campaña para señalar el continuado menosprecio que sufren las mujeres en su ámbito académico. Todo arrancó con la denuncia lanzada en redes contra la editorial Gredos, quizá la más prestigiosa del estado, que entre los 38 volúmenes dedicados a los grandes pensadores de nuestro tiempo no hay ni uno solo dedicado a una filósofa. Ni María Zambrano, ni Simone de Beavoir, ni Hannah Arendt. En El Plural, María José Guerra Palmero ha publicado un artículo sobre la campaña en el que hace recuento de algunos nombres centrales para el pensamiento español del último medio siglo pero que nunca figuran en las historias oficiales: Cèlia Amorós, Amelia Valcárcel, Victòria Camps, Adela Cortina, Alicia Puleo, María Xosé Agra, Fina Birulés o Neus Campillo.

3. En el mundo del libro, el trabajo de visibilización de las mujeres es importante a todos los niveles. Por ello, a las puertas de la huelga, la librería Calders, en Barcelona, ha decidido lanzar una nueva iniciativa a través de Twitter: ha vaciado la mesa principal de su establecimiento y ha pedido a autoras, traductoras, editoras, agentes y críticas literarias que recomienden libros de otras mujeres que crean que deberían estar en la mesa. "Lanzad títulos de libros que consideréis que los hombres deberían leer, por lo que sea, porque entenderán cosas que quizá ahora desconocen, porque les ofrecerán un punto de vista distinto".

4. Entre las reivindicaciones que podíamos encontrar en el manifiesto "Las mujeres del libro paramos", mediante el cual las trabajadoras de la industria editorial expresaban su apoyo a la huelga feminista, estaba la denuncia sin paliativos del acoso sexual y laboral. Un acoso que escenifica de forma violenta la exclusión de las mujeres del mundo del libro, pero que por desgracia va más allá de las fronteras del mundo laboral. La semana pasada, desde Avocadon't, un blog dedicado a "reflejar la presencia de las mujeres en el mundo del cómic", denunciaron que un grupo de hombres había entrado en el grupo de Telegram que utilizaban como club de lectura virtual y no-mixto. "En un minuto entraron estos pollos y llenaron el grupo con decenas de gifs de pollas y vomitonas y algunos insultos. [...] Así, sin más por el mero hecho de ser chicas y querer hablar de cómics entre nosotras sin que nadie venga a darnos lecciones". Lo explicó Adriana Martín en su cuenta de Twitter:

Se vieron obligadas a cerrar el grupo y abrir otro privado. "Los que todavía no entendáis por qué las mujeres buscamos y adoramos los llamados 'espacios seguros', preguntaros qué hacéis vosotros para que el espacio no sea seguro". Sin embargo, gracias a la denuncia, el grupo ha pasado de tener 20 miembros hace un mes a las 96 actuales. "Han sido unos días divertidos con ellas. Después del sindiós inicial en el chat, nuestro ritmo de conversación se ha vuelto interesante".

5. Esta misma violencia es la que se denuncia en "El callejón de los cuchillos", los 25 poemas contra la violencia de género que ha publicado Oriette D'Angelo en Digo.Palabra.Txt. "La presente muestra tiene como propósito reunir voces literarias de Hispanoamerica y España que han decidio pronunciarse contra la violencia de género a través de la poesía". Un recopilatorio de versos duro pero necesario que empieza "cuando la poesía se vuelve grito". Miyó Vestrini, Ángel Figuera, Rosario Castellanos, Ana María Rodas, Gioconda Belli, Ana Rossetti, Alana Portero o Miriam Reyes son algunos de los nombres que figuran en esta necesaria antología.

share