PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

#ÚLTIMAHORA contra el machismo literario: pequeños gestos para cambiar las cosas

H

 

La campaña para desenmascarar el machismo literario y el acoso sexual en el mundo editorial sigue adelante, y esta semana hay buenas noticias: del nacimiento de Índigo Editorial al seguimiento del Year of Publishing Women

Eudald Espluga

05 Febrero 2018 17:16

Tres lecturas muy importantes de la semana y por qué las recomendamos:

1. Dar voz a una literatura doblemente estigmatizada es lo que busca Índigo Editorial, un proyecto que empieza a caminar con un objetivo claro en el horizonte: publicar La desconocida que soy, "un manifiesto, un interrogante, una veta en bruto a través de la cual acceder a una muestra de los géneros menos publicados pero más vivificantes", los diarios íntimos escritos por mujeres. Un literatura doblemente estigmatizada porque no solo acarrea el sesgo editorial contra las mujeres, sino también el desprestigio de un género tradicionalmente menospreciado por no abordar los grandes temas universales, por no ser suficientemente ambicioso. El proyecto, dirigido por Carla Santángelo y Marina Hernánez, aglutina la escritura íntima de autoras procedentes de España, Argentina, Uruguay, Colombia, Cuba y Venezuela, de entre las que destacan: Oriette d'Angelo, Ana María Trujillo, Nathaly Ponce, Inés Vechietti, Laire Sur, Sofía Pinto, Joana Sánchez, Elena Barrio y Laura Bianchi. Este ejercicio de resistencia tiene un pie en España y otro en Latinoamerica, y se presenta como un "puente transatlántico" para que estas dos literaturas marginadas se encuentren.

Las más de 350 páginas que componen La desconocida que soy, prologado por Laura Freixas, son la primera piedra de este proyecto que se ha dado a concer a través de Idiegogo, la plataforma de financiamiento mediante la cual buscan recaudar el dinero suficiente para habilitar este nuevo espacio: no solo la publicación de este primer libro en papel, sino también la creación de una plataforma online de formación y encuentro.

2. Abrir espacio a las mujeres en el mundo editorial es también lo que persiguen Benjamin y Paige Gorman, los editores de Not a Pipe Publishing. Radicada en Oregon, esta editorial independiente ha decidido que este 2018 solo publicará libros escritos por mujeres (o por autoras que se identifiquen como mujeres). Esta decisión es la respuesta a la carta abierta que Kamila Shamsie escribió para The Guardian en 2015, en la que desafiaba a las editoriales a hacer de 2018 el "Año editorial de las mujeres": doce meses publicando sus voces, sus historias, su trabajo. Sin embargo, solo pequeñas editoriales independientes como Not a Pipe o And Other Stories, de Stefan Tobler, han secundado la iniciativa. Esta última ya ha anunciado que publicará, entre otras, a Alicia Kopf, Cristina Rivera Garza, Christine Schutt y Kathy Page.

3. Los sesgos de género no solo están presentes en el acceso de las mujeres al mundo editorial, ya sea por una discriminación estructural o por el menosprecio de los géneros "femeninos" como el diario íntimo. También encontramos sesgos en la representación de la mujer en la ficción, especialmente en la novela negra: no es solo que la violencia de género no sea un tema literario, sino que, como explicaba a PlayGrouynd Antonio Mercero, la violencia contra las mujeres es retratada como un simple efecto de trama: "da la impresión de que una víctima femenina sacude más que una masculina, por alguna razón que a mí se me escapa, y por eso los asesinos en estas novelas se fijan más en las mujeres que en los hombres”.

Para luchar contra esta disparidad, la guionista Bridget Lawless ha lanzado el provocativo Staunch book prize, un premio literario que reconocerá un thriller en el que no haya violencia sexual contra las mujeres: no pueden participar todas aquellas novelas que en las que se pege, acose, explote sexualmente, viole o mate a mujeres. Para la impulsora de este proyecto, se trata de señalar hasta que punto las violaciones y el acoso sexual a las mujeres se han convertido en un cliché del género: una mujer muerta o humillada que sirve de excusa para que un Gran Investigador Muy Inteligente demuestre sus maravillosas capacidades.

El premio está recompensado con 2.000 libras (unos 2,300 euros), y se anunciará el ganador el 25 de noviembre, el Dia Internacional Contra la Violencia de Género.

share