PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Un alto cargo británico cuenta cómo su exnovio murió de sobredosis en una orgía Life

Life

Un alto cargo británico cuenta cómo su exnovio murió de sobredosis en una orgía

H

 

Michael estaba en una sesión de 'chemsex', tomó por accidente una dosis doble de GHB y falleció.

Rubén Serrano

01 Octubre 2018 12:36

El chemsex consiste en consumir drogas para tener sexo con varias personas durante un largo período de tiempo. Está práctica conocida también como chill o sesión se da sobre todo en hombres que tienen sexo hombres y en los peores casos puede terminar en adicción y muerte.

Brian Paddick, un ex alto cargo de la policía británica, ha contado cómo su exnovio murió hace cinco años por una sobredosis de G (GHB o éxtasis líquido) en una de estas orgías. Debido a polémicas anteriores con la prensa y a su notoriedad en el cuerpo de seguridad y en la vida política – se presentó a alcalde de Londres dos veces y fue el portavoz policial cuando falleció la princesa Diana y cuando tuvo lugar el atentado en el metro de la capital –, mantuvo la historia en secreto.

En una entrevista para Buzzfeed, Paddick ha revelado que el que fuera su pareja sentimental, Michael, murió en verano de 2013 tras tomar una dosis doble de G durante una sesión de chemsex. “Fue a una sex party. Uno de los organizadores dijo que Michael fue al baño a tomar algo de G. Tras ingerirlo, regresó a la habitación y dijo que había cometido un error. Se había olvidado de que ya había tomado G”, ha explicado el exoficial.

Michael regresó al baño a vomitar la segunda dosis que se había tomado. Sin embargo, se acostó en un sofá y comenzó a roncar, lo que hizo que los hombres presentes lo llevaran a otra habitación pensando que estaba durmiendo. Michael había entrado en un coma inducido por esta droga y, tal y como señaló el forense, “si alguien comienza a roncar tras tomar G, hay que llamar a la ambulancia porque eso es una señal de que su sistema respiratorio se está cerrando”.

Según Patrick, el forense estaba acostumbrado a escuchar casos de hombres homosexuales que mueren por culpa del éxtasis líquido que catálogo estos casos como una “rutina”.

En Reino Unido, el GHB, la metanfetamina (también llamada tina o meth) y la mefedrona son las tres drogas más usadas en los chemsex. Sin embargo, desde Stop Sida apuntan que en España no sirve el mismo esquema porque entran en juegos otras sustancias como la cocaína, la marihuana o el MDMA.

El G es una droga depresora y anestésica que suele producir relajación y elevación del estado de ánimo. Una dosis elevada o doblar la dosis en menos de una hora aumenta los riesgos de sobredosis.

Paddick se ha decidido a compartir su historia para crear conciencia sobre los peligros de esta droga y hacer un llamamiento para actuar y evitar más muertes. “La ley y la policía tienen que centrarse en salvar la vida de las personas antes que en controlarlas porque, si algo hemos aprendido sobre la guerra contra las drogas es que no funciona”, ha señalado.

En Reino Unido, el centro 56 Dean Street de Londres lleva un programa de apoyo a usuarios de chemsex. En España, Stop Sida y BCN Checkpoint son los pioneros en implantar estos programas.

share