PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Las personas inteligentes son más propensas a sufrir trastornos mentales Life

Life

Las personas inteligentes son más propensas a sufrir trastornos mentales

H

 

La ciencia ha comprobado si los superdotados con coeficiente intelecutal superior a 130 sufren más que el resto de mortales

C.M.

24 Octubre 2017 06:00

Para ser un genio hay que tener algún tipo de trastorno mental: esta creencia ha echado raíces en el imaginario colectivo regada día a día por algunas evidencias ocasionales . El científico loco, el pintor desquiciado, el poeta atormentado... Parecía un cliché injusto y urgía desmontarlo, pero la ciencia acaba de hacer exáctamente lo contrario.

El estereotipo puede tener una base científica a tenor del hallazgo realizado por un equipo de investigadores de Estados Unidos, según el cual las personas con un coeficiente intelectual elevado son más propensas a desarrollar enfermedades de tipo mental.

Los científicos encuestaron a 3.715 miembros de la asociación internacional de superdotados Mensa con un coeficiente intelectual superior a 130 puntos (por promedio nos movemos en una horquilla de 85 a 115) y les preguntaron si habían sido diagnosticados con alguna enfermedad mental, incluidos trastornos del espectro autista y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

Asimismo, se les pidió que informaran sobre si habían padecido trastornos en el estado de ánimo, ansiedad, o si sospechaban que tenían alguna enfermedad parecida por diagnosticar, así como problemas fisiológicos relacionados con las alergias alimentarias o el asma.

Tras comparar los resultados con el promedio norteamericano para cada enfermedad, los investigadores encontraron que los miembros de la comunidad Mensa tenían tasas más elevadas de trastornos mentales o fisiológicos: si un 10% de la población parece ansiedad, la tasa aumentó en un 20% entre la comunidad de superdotados (según el estudio publicado por la revista Science Direct).

El análisis se fundamentó en la idea que sugiere que las personas con cerebros privilegiados son más reactivos a estímulos ambientales, y que éstos “pueden predisponerles a ciertos trastornos psicológicos y problemas fisiológicos que implican respuestas sensoriales e inmunológicas elevadas”.

La investigación confirmó esa tesis: debido a los niveles de conciencia aumentados, quienes tienen mayor coeficiente intelectual reaccionan más a su entorno. Esto crearía un cerebro hiperestimulado y un sistema nervioso también activo.

“Una parte de estas personas sufren a diario como resultado de sus extraordinaria sobreexcitación física y emocional”,  dijo la coautora del estudio Nicole Tetreault, de la Universidad Pitzer de California. "Por lo genera, de los inteligentes solo estudiamos sus fogonazos de luz; sin embargo, para ayudarles, también deberíamos pararnos en los truenos que siguen al relámpago".

Con todo, los responsables de la investigación precisaron que el hecho de tener un coeficiente intelectual superior no implica que se vaya a desarrollar, de manera indefectible, un trastorno mental. Para los científicos existe propensión, pero no inevitabilidad.

¿Genios lunáticos? A veces.

(Vía The Independent)

share