PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo El pelo rizado es un ‘superpoder’ que miles de chicas descubrieron en este grupo Life

Life

El pelo rizado es un ‘superpoder’ que miles de chicas descubrieron en este grupo

H

 

En Argentina, un grupo de Facebook comenzó como espacio de consejos para el cabello rizado, pero se transformó en plataforma de empoderamiento y autoaceptación para 150 mil mujeres

PlayGround

04 Noviembre 2019 19:25

La vida es dura, sí, pero a veces podemos confiar en la bondad de los desconocidos de internet.

Siempre me han dicho que estoy despeinada. Mis amigos, mi familia, los chicos con los que salí: todos siempre tuvieron algo para decir sobre qué pasaba en mi cabeza. A algunos les encantaba mi cabello rizado, otros preferían que mi pelo estuviera más disciplinado.

Viví más de 30 años así, tratando de domarlo. Esta es la historia de cómo me reconcilé con él y aprendí a cuidarlo. Aunque a veces todavía me angustia ver mi melena en fotos, hoy creo que mi pelo desordenado es mi superpoder.

No es afro: soy blanca y mi pelo es una mezcla de ondas y rizos más cerrados. Es grueso y abundante. Soy privilegiada: nunca me discriminaron por él, como sí les pasa todavía hoy a muchas mujeres y varones afro (googlea Natural Hair Movement), que muchas veces terminan alaciando su pelo para conseguir trabajo o ir a la escuela. Eso es racismo.

La mirada de los demás (¿te peleaste con el peine?) me hacía someterme a tratamientos de alisado que llevan formol, que además de hacer arder los ojos, también es peligroso para la salud.

En mi cabeza, en la publicidad, en la televisión, lacio = bello.

Todo empezó a cambiar cuando conocí el grupo de Facebook RulosArg, que nació para difundir los secretos en Argentina del Curly Girl Method, una técnica para cuidar el pelo con rulos que propone abandonar los productos con sulfatos y siliconas (ingredientes estrella de la industria del cuidado del pelo) que tiene fans en todo el mundo.

La creadora del grupo es Cecilia Manno, quien en ese momento estudiaba Bioquímica.

"Decidí crear el grupo porque estaba cansada que todos los productos conocidos para rulos sean de Brasil o de Estados Unidos y pensé que muchas como yo estaban necesitando un lugar donde compartir información acerca de aquellos que pudiéramos comprar en Argentina", contó en una entrevista al diario La Nación.

RulosArg tiene 150 mil miembros. No para de crecer: hace un año éramos 40 mil. La mayoría son mujeres que crecieron, como yo, sintiendo que su pelo era un problema. Se lo dijeron miles de peluqueros, maestras, compañeros en la escuela, padres y madres que intentaron disciplinar sus melenas con trenzas, rodetes y planchas calientes.

Candela Federici siempre tuvo una relación “nefasta” con su pelo. “De chica, yo me cepillaba el cabello para tenerlo lacio y lloraba porque no sucedía”, cuenta ahora. Es psicóloga y descubrió el grupo en uno de los peores momentos de su vida, mientras cuidaba a su papá enfermo en el hospital. Eran horas eternas con el teléfono en la mano.

“Todo lo que buscaba estaba ahí, había muchas fotos de chicas con sus antes y después para motivar a otras… yo sentía que la apariencia, el autocariño y la salud se encontraban en ese lugar”, dice.

En plena revolución feminista (un movimiento especialmente vital en Argentina), RulosArg es mucho más que una aduana de consejos sobre cómo lavarse el pelo, qué gel usar para que tengan forma o cómo cortarse para ganar volumen.

“No es solo un método para rulos”, dice Cande. “Es un método para sanar tu interior, para aceptarte y desarrollar quién sos, compartir y tener experiencias de amor con uno mismo y con los otros”.

Candeconondas
@candeconondas / Instagram

No cambia el pelo, cambia la vida

A esta altura, sabemos que los mandatos de la delgadez, el pelo lacio o la piel perfecta van mucho más allá de cuestiones estéticas: son formas de mantenernos a raya, de disciplinarnos. Por eso, para muchas RulosArg se volvió un gran espacio de reflexión sobre el impacto de la industria de la estética y los estereotipos de belleza sobre su autoestima: una herramienta de empoderamiento.

Una poción de amor propio.

Entre los cientos de mensajes que publican todos los días, muchos son así:

“Estoy tan pero tan feliz de haber encontrado este grupo, realmente no solo me cambió el pelo, sino la vida. Años y años de planchita todos los días y alisados!! Me lo quemé totalmente. Amo mis rulos, me miro al espejo y me acepto, me amo, ya no hay complejos como antes que mientras más lacio y prolijo, mejor".

“Me gusta mi pelo pero no puedo usarlo suelto porque me da vergüenza, porque son más veces las palabras hirientes que los elogios... Después de ocultarme 5 años en alisados estoy tratando, al menos intentando aceptarme”.

via GIPHY

Mili Allois llegó al grupo un poco de casualidad, googleando qué podía hacer con sus rulos. “De chica sentí cierta discriminación por mi cabello. Y cuando uno es chico eso te afecta mucho, porque sos una esponja y absorbés todo. Eso va formando tu imagen personal, la valoración que uno tiene de uno mismo”, dice desde La Pampa, una provincia argentina donde trabaja como peluquera.

En el grupo conoció métodos de lavado y de finalización del pelo y después siguió investigando. Ahora administra una cuenta de Instagram, @ruloscultura, en la que muestra cómo cuida sus rizos y da consejos. También se está capacitando para trabajar cabellos afrorrizados, algo que no es habitual que los peluqueros argentinos sepan hacer.

Mil veces se sintió despeinada con sus rulos entre todas lacias. “Hay estereotipos que dicen que el rulo es sucio y es desprolijo y por eso una va resignando una parte de su ser, se siente avergonzada, incómoda, insegura”, cuenta. “Muchas cosas te van marcando, situaciones cotidianas que tienen que ver con el miedo de que el rulo salga a flote”, recuerda Mili.

“Como ir a la pileta (piscina) y no meterte porque tenés el pelo planchado y no querés que salten los rulos”.

Ruloscultura

@ruloscultura / Instagram

Como peluquera, Mili atiende a muchas nenas y adolescentes que quieren tener el pelo lacio, igual al de sus ídolas. Para ella es importante ir cambiando esos modelos para que estas nenas no crezcan con las mismas frustraciones. Un primer paso es que quienes tenemos cabello rizado, nos animemos a usarlo y mostrarlo con orgullo.

Ahora que la toxicidad de las redes sociales es un issue del que todos hablamos, experiencias como la de RulosArg son interesantes para mirar bien de cerca: una comunidad enorme y amorosa que surgió entre desconocidas dispuestas a apoyarse.

share