PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo 'Dragon Ball FighterZ': un fenómeno que lleva repitiéndose desde hace 30 años Games

Games

'Dragon Ball FighterZ': un fenómeno que lleva repitiéndose desde hace 30 años

H

 

Después de varios años sin un solo juego a la altura de 'Dragon Ball', los fans de la saga se han vuelto locos ante el anuncio de 'FighterZ'

Juan Carlos Saloz

01 Septiembre 2017 13:28

El E3 de este año no destacó precisamente por su originalidad. Sin embargo, trajo consigo un anuncio que engatusó a los fans de una de las sagas más populares de la historia: Dragon Ball.

El tráiler de Dragon Ball Fighter Z, una apuesta renovada después del bluff que supuso Xenoverse 2, movió de la silla a los seguidores de la franquicia. Después de mucho tiempo deseándolo, por fin veían a los personajes del anime, tal cual los recordaban, cobrar vida en un videojuego:

Aun así, esta no es la primera vez que los seguidores de Dragon Ball disfrutan con una noticia de este calado. Existen, como mínimo, otros dos momentos en los que la serie se convirtió en un videojuego que conmovió a sus seguidores.

Ahora, gracias al libro Dragon Ball: los videojuegos de una generación (Star-T Magazine Books), escrito por David Jaumandreu, podemos volver a rememorar los momentos en los que este medio se convirtió en el hogar de Goku y compañía:

DRAGON BALL Z: SUPER BUDOTEN

En una revista como Hobby Consolas, que ya lleva a sus espaldas más de 25 años de vida, convertise en el número más vendido de la historia no es tarea fácil. Este llegó en 1993, y lo hizo gracias a un fenómeno que no solo encapsulaba los videojuegos, sino toda la industria cultural de la época.

Un reportaje de Dragon Ball encabezaba la revista aquel mes, y en él se reseñaban todos los videojuegos publicados hasta entonces. Ninguno había salido en España de forma oficial. Pero, al igual que se comercializaba con fotocopias de los mangas que sol estaban en su lenguaje original, se comenzó a hacer lo propio con los videojuegos.

Las copias originales japonesas llegaban a los kioscos en un mercado negro que puso en jaque a las distribuidoras. Así que tuvieron que hacer algo y, por fin Bandai decidió actuar en España, donde sacó Dragon Ball Z: Super Budoten, el único juego de lucha capaz de hacer frente al increíble éxito de Street Fighter II.

“Fue una época maravillosa. Nos daba igual que los sucesivos videojuegos de Dragon Ball retomaran una y otra vez las sagas de Namek y Célula […]. Todos estábamos enganchados al universo de Akira Toriyama y queríamos más, al precio que fuera”, relata Bruno Sol en el prólogo del libro.

Pero ¿qué tenía este juego que le hiciera tan especial?

Lejos de arriesgarse, Super Budoten unió la popularidad que estaba teniendo Dragon Ball con la de Street Fighter. Hasta entonces, los juegos de Goku se basaban en complejos sistemas de cartas o RPGs al uso. Pero al centrarse únicamente en los combates, consiguieron establecer una base muy detallada que ha continuado aprovechándose a lo largo de los años. Lo explica Jaumandreu:

“Puede que Super Budoten no llegue a estar a la altura de grandes series de lucha como Street Fighter, Fatal Fury o The King of Fighters, pero logró capturar la esencia de Dragon Ball Z como ningún otro videojuego lo había hecho anteriormente y marcó un antes y un después en la serie”.

BUDOKAI 3 / TENKAICHI 3

Después del éxito de Super Budoten, los fans de la franquicia tuvieron que esperar hasta la entrada de los 2000 para encontrar un videojuego que estuviera a la altura de su éxito. Este llegó por partida triple y junto a la entrada de PlayStation 2. Los Budokai fueron una gran revolución, pero fue el tercero el que realmente volvió a revolucionar el mercado.

Su modo de juego dinámico, lleno de opciones y combos, sumado a una especie de mundo RPG que te permitía tomar diferentes alternativas en cada momento, regaló horas de juego únicas a unos fans que llevaban años viendo cómo las mecánicas iban perfeccionándose.

Después de este juegazo, una cuarta parte no tenía sentido, así que Bandai decidió apostar por ir un paso más allá y sacar la franquicia Budokai Tenkaichi. De nuevo, la tercera parte de esta trilogía se convirtió en uno de los juegos más importantes de Dragon Ball. Hasta 161 personajes estaban disponibles para los jugadores, dando así el colofón final que necesitaba la PS2.

Sin embargo, después de este gran éxito, la franquicia comenzó a caer en un declive cuesta abajo y sin frenos. Su paso por la PS3 y la XBOX 360 fue prácticamente inútil, pues ninguno de los juegos funcionó como esperaban. Y, en cuanto llegó la PS4, apostaron por una apuesta que unía la gran idea de Dragon Ball Online (un MMORPG que solo salió en Asia) con el sistema de combates de los Tenkaichi.

Nada podía ir mal esta vez, y así fue al principio. Pero pronto los combates se antojaron repetitivos para los que llevaban años jugando a Dragon Ball, y la segunda entrega no ha llegado ni por asomo al éxito que se esperaba.

De este modo, en Bandai Namco han visto claro que necesitan renovarse. Y ¿qué mejor forma de hacerlo que volviendo al pasado?

Dragon Ball FighterZ vuelve a la época de Super Budoten, con el mismo 2D y basándose en Street Fighter. En esta ocasión, lo que buscan con este formato es adentrarse en el mundo de los eSports, donde su potencial es increíblemente alto. Además, al imitar a la perfección el estilo anime, han conseguido llamar la atención de unos seguidores cansados de llevar una década sin ningún juego a su altura.

¿Podrá llegar a superar los Budokai y convertirse en el juego que merece Dragon Ball?

share