PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Future

Los robo-perros de Boston Dynamics han ‘aprendido’ a abrir puertas para sus ‘amigos’

H

 

Después de ver la última temporada de ‘Black Mirror’, el vídeo inspira más miedo que asombro

PlayGround

13 Febrero 2018 19:51

Cara de pasmo. Y miedo en el cuerpo. Porque no nos dirás que no hay algo tremendamente uncanny en estas imágenes. Sobre todo después de haber visto ese episodio quinto de la cuarta temporada de Black Mirror que responde al nombre de Metalhead. Cuesta no ver el parecido entre esta nueva versión del perro cibernético de Boston Dynamics y las criaturas asesinas y casi indestructibles que nos mostró la serie de Charlie Brooker.

El robo-perro SpotMini fue diseñado con la vista puesta en las labores del hogar. Esta concebido como un ‘animal de servicio’, por así decirlo. La primera versión del Spot era capaz de coger platos y colocarlos en el lavavajillas o tirar la basura al contenedor de turno. Desde entonces, el animal ha ido aprendiendo y adaptando su estructura en busca de un tamaño y una apariencia más ‘simpática’ (el Spot original resultaba bastante aterrador).

Ese proceso nos lleva a esta última versión del can cibernético, más ágil, ligera y completa.

Propulsado por baterías eléctricas y con apenas 30 kilos de peso, el SpotMini “cabe confortablemente en una oficina o una casa”, según la descripción de Boston Dynamics. Y su proceso de 'aprendizaje' le ha llevado a un lugar en el que ya es capaz de usar sus cámaras integradas, sus sensores propioceptivos y su nuevo brazo robótico para abrir puertas por su cuenta, de forma totalmente autónoma. En el vídeo vemos cómo abre y sujeta una puerta para ayudar a otro compañero robo-perro a ‘escapar’ de la habitación.

El asombro es casi tan grande como la inquietud que genera ver a estas máquinas “ayudándose” para conseguir un objetivo común.

Que levante la mano quien no haya pensado, aunque sea por un segundo, en el día en que estos perros de metal acabarán yendo de puerta en puerta destripando a sus dueños los humanos.

Vídeos relacionados:

share