PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Las encuestas son un fracaso, ¿debe la Inteligencia Artificial ocupar su lugar? Future

Future

Las encuestas son un fracaso, ¿debe la Inteligencia Artificial ocupar su lugar?

H

 

La poca fiabilidad de encuestas tradicionales abren el debate sobre su utilidad hoy en día. Mientrastanto, un sistema de inteligencia artifical indio ha adivinado el triunfo de Donald Trump en estas elecciones, las dos victorias de Obama y los resultados de las primarias demócratas y republicanas.

10 Noviembre 2016 11:57

Las últimas elecciones estadounidenses han confirmado algo que sabíamos desde hace tiempo: las encuestas son muy poco de fiar. Para VoteCastr, que predijo para medios como Vice News los posibles resultados electorales, Hillary Clinton ganaría en los estados Pensilvania, Ohio, Florida, Wisconsin e Iowa.

No ganó en ninguno.

Tampoco acertó la encuesta de The New York Times, que daba la victoria a Hillary Clinton con una seguridad del 85%. Ni siquiera la del medio especializado en análisis estadístico FiveThirtyEight, que la veía como vencedora con un 72% de probabilidades.

Una vez más, las encuestas electorales han demostrado ser un método defectuoso que ni asegura –y en muchas ocasiones ni se acerca– al resultado final. Es algo que también hemos visto una y otra vez en España, donde  han dado titulares a los periódicos como que Ciudadanos sería la segunda fuerza política o que Podemos daría el sorpasso al PSOE.


The New York Times daba la victoria a Hillary Clinton con una seguridad del 85%. La agencia FiveThirtyEight, la veía como vencedora con un 72% de probabilidades.


Existen muchos factores que pueden influir en las diferencias entre vaticinios y resultados reales: mentiras a la hora de decidir, indecisiones, cambios de última hora, abstencionismo, fallos en la muestra representativa, etc.

A la vista está que las fórmulas de las encuestas tradicionales han quedado totalmente obsoletas. Sin embargo, nuevas ideas surgen para demostrar la necesidad de una evolución en el sistema.

Es el caso de MogIA, una Inteligencia Artificial desarrollada en La India que ha adivinado el triunfo de Donald Trump en estas elecciones, las dos victorias de Obama y los resultados de las primarias demócratas y republicanas.

¿Su secreto? Las redes sociales.

El logaritmo analiza las menciones e interacciones que se hacen sobre los candidatos en internet, viendo la popularidad de cada uno y finalmente examinando quién tiene más posibilidades de ganar.

Por supuesto, tiene sus trabas. A la IA le resulta difícil concluir si una mención es positiva o negativa y puede tener dificultades para identificar a los bots. Pero es un sistema que aprende de su entorno cada vez que se pone en marcha. Y, desde que se creó en 2004, sus buenos resultados le han hecho ganarse el adjetivo de “infalible”.


¿La IA son las nuevas encuestas?



¿Significa esto que la IA son las nuevas encuestas?

Teniendo en cuenta que The Washington Post se apoyó en Heliograf, un programa que se suponía que le iba a ayudar a adivinar los ganadores, y tampoco acertó, es pronto para afirmar que la Inteligencia Artificial sustituirá a las tradicionales encuestas.

La única certeza es que la fiabilidad de MogIA está muy por encima de la de las grandes encuestas, por lo que quizás es hora de abandonar los métodos tradicionales para darle más importancia a la tecnología. O, visto de otra manera: dejar de fijarse tanto en lo que responde la gente cuando se les interpela directamente y observar más su comportamiento en las redes sociales.

[Vía Technology Review]

share