PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo El hombre que construye glaciares artificiales para que en Himalaya no mueran de sed Future

Future

El hombre que construye glaciares artificiales para que en Himalaya no mueran de sed

H

 

Los llamados 'stupas de hielo' pretenden evitar que los aldeanos de la región de Ladakh se queden sin agua en los meses de verano debido al cambio climático

astrid otal

Los habitantes de Ladakh, una región del estado indio de Jammu y Cachemira a la que se conoce por el sobrenombre de "Pequeño Tibet" por su aspecto geográfico y por su cultura autóctona, temen la sed. Cada año la conocen más porque los glaciales que antes se extendían por sus montañas siguen reduciéndose imparablemente debido al cambio climático.

Antes el hielo que se derretía en los meses de verano daba para regar sus campos y aliviar sus gargantas resecas pero, en la última década, los glaciales han ido plegándose hacia altitudes cada vez más elevadas, alejadas de las poblaciones, y el agua en los meses más calurosos no llega.

Sonam Wangchuk, un científico de la región, quiso hace dos años frenar el drama de los habitantes de la región y empezó a construir palacios de hielo.

ice-stupas
Ice Stupa Project

El científico ha conseguido construir una suerte de glaciares artificiales, llamados stupas de hielo, por ser estructuras cónicas que se parecen a los monumentos que se levantan en honor a Buda.

Su idea consiste en acumular todo el agua que no se utiliza en invierno, trasladarla a través de tuberías a las afueras de las aldeas y sacarla por un tubo levantado verticalmente en las noches frías. El agua, en un ambiente que puede alcanzar los 30ºC bajo cero, se congela enseguida en forma de pirámide. En esta estructura, el hielo se expone menos al sol ralentizando el derretimiento hasta los meses de mayo o junio.

La primera stupa de hielo que creó alcanzó los 20 metros de altura y proporcionó 5,6 millones de litros de agua a los aldeanos y a la vegetación de la zona. Ahora, fabrica palacios de hielo que se levantan del suelo hasta 30 metros.

"Los ladahki estamos a la frontera de afrontar el cambio climático. Tenemos que ser fuertes, suficientemente inteligentes e innovadores para adaptarnos a esos cambios y que nuestras generaciones futuras puedan sobrevivir y prosperar entre estas montañas", cuenta.

Mientras el sabio Wangchuk intenta mejorar la vida de los campesinos del Himalaya, se predice que si se sigue calentando el planeta a este ritmo los glaciares de esas montañas dejarán completamente de existir hacia 2100. Y entonces todo el mundo sabrá lo que es la sed.

share