PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

"La comida se ha vuelto anticomida porque es de mentira"

H

 

Hablamos con Vandana Shiva, la ecofeminista capaz de enumerar a los 6 responsables de que la humanidad tenga fecha de caducidad

Rosa Molinero Trias

24 Enero 2018 16:01

“Estupidez es lo que nos gobierna. Y nuestro reto es batallar contra la estupidez”. Son las palabras de Vandana Shiva, física y activista del medio ambiente, por la justicia alimentaria y los derechos de las mujeres. Y añade: “Porque a estupidez y la arrogancia nos está llevando al fin del mundo que permitió nuestra existencia en este planeta vivo”.

Con esta contundencia se mostró Vandana Shiva a su paso por Barcelona con ocasión de su conferencia "Sembrar la libertad. La humanidad en la encrucijada evolutiva" en el ciclo de conferencias Después del fin del mundo que organiza el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona y de la traducción al español de su libro ¿Quién alimenta realmente al mundo? (Capitán Swing, 2018).

PlayGround

Como un arado que levanta la tierra para oxigenarla, tanto en su ponencia como en la entrevista que concedió para PlayGround, la ecofeminista aireó sin tapujos todos aquellos nombres de los responsables de que la humanidad tenga fecha de caducidad.

Monsanto.

Los transgénicos.

Las industrias agroquímicas.

Las grandes corporaciones.

Los estándares de la UE que derrochan comida.

Y la ideología subyacente que lo sostiene: un patriarcado capitalista que piensa que todo lo que hay en la Tierra puede sustituirse.

"Las mujeres serán las maestras que enseñarán a vivir a los humanos en el futuro"

Vandana Shiva

Con dos palabras, la activista hizo estallar el eufemismo que está en boca de todos: "No se trata de un cambio climático. Es el caos climático, la enfermedad metabólica del planeta, que ya no puede autoregular el clima como lo hacía antaño". Un desastre cuya raíz, dice Vandana, se halla en la quema indiscriminada de 20 millones de años de trabajo de la naturaleza: hemos extraído esos materiales fósiles que ella había ocultado bajo tierra para usarlos como combustible.

“Acabemos el agua, ya encontraremos un sustituto. Acabemos la comida, ya encontraremos un sustituto. Esta es la ilusión que han tenido los poderosos: la naturaleza no importa y siempre podemos encontrar un recambio. Pero, ¿hay sustitutos para las cosas que de verdad hacen funcionar la vida en la Tierra? No. La comida que dijeron que era un sustituto es de mentira y nos está dañando la salud. Porque, que quede claro: cuando vas al supermercado, no estás comprando alimentos, sino algo que se le parece. La comida se ha vuelto anticomida porque el valor de las plantas se reduce a rendimiento, a kilos de producción, y no a capacidad nutritiva”.

"¿Hay sustitutos para las cosas que de verdad hacen funcionar la vida en la Tierra? No".

Vandana Shiva

Lo explica en profundidad en ¿Quién alimenta realmente al mundo?: “El alimento entra en conflicto consigo mismo porque ha sido arrancado con violencia del tejido del que forma parte –constituído por las economías locales– y se lanza primero al mercado, para obtener beneficios, y después a la basura, como un deshecho. Esta forma de proceder tiene como resultado la debacle ecológica, el hambre y la pobreza. El futuro de los alimentos depende que recordemos que el tejido de la vida lo forman los alimentos”.

Vandana Shiva, en sus más de 30 años de trabajo activo en defensa de un sistema alimentario más justo y respetuoso con la naturaleza, se ha granjeado un buen número de críticos y enemigos. “A menudo Monsanto trata de rebatirme diciendo que extiendo el miedo. Pero lo que hago es destapar la estupidez. ¿Por qué tendríamos que comer arroz dorado (manipulado genéticamente para ser más nutritivo) si podemos tener nuestra cúrcuma, nuestra moringa, nuestro cilantro? Todo lo que proponen es una idea estúpida cuando la ponemos en una balanza.

"La comida se ha vuelto anticomida porque el valor de las plantas se reduce a rendimiento, a kilos de producción, y no a capacidad nutritiva”

Vandana Shiva

"Nuestro reto es vencer la arrogancia, la ignorancia y la estupidez del poder defendiendo la creatividad y la sostenibilidad de la naturaleza, la creatividad humana y la capacidad de conservar nuestro entorno. Y, sobre todo, la habilidad de las personas para cuidar y compartir, que es de lo que va la vida. Y si Ciudad del Cabo hubiese gestionado sus recursos hídricos así, con ese sentido común, el agua no se hubiera acabado”.

¿Y qué pasará después del fin del mundo? “Este camino que hemos tomado nos está llevando a destruir la capacidad del planeta para sostener la vida de muchas especies, incluyendo la nuestra. Pero, no. No creo que el planeta muera. La Tierra es demasiado poderosa como para morir. Ha vivido tiempos más calientes, más fríos, con dinosaurios, sin dinosaurios, con seres humanos y sin seres humanos. Somos prescindibles. Ella encontrará una manera de sobrevivir. Nuestra tarea ahora es proteger nuestro hogar". Nada de acabar con este planeta y mudarse a Marte, como propuso Stephen Hawking, que ha diagnosticado nuestro final en el planeta dentro de 100 años.

La habilidad de las personas para cuidar y compartir; eso es de lo que va la vida.

Vandana Shiva

Si bien la denuncia es una herramienta principal del discurso de Vandana Shiva, la activista tiene una capacidad fenomenal para imaginar soluciones, alternativas, un futuro mejor. Preguntada por cómo sería su mundo ideal, su primera respuesta atraviesa conciencias: “Mi mundo ideal es aquel que yo me responsabilizo de crear junto a otros”. ¡Que aquí no hay trucos mágicos! ¡A ver si nos enteramos! Porque o nos ponemos manos a la obra o esto se va al garete.

“Mi mundo ideal es aquel en el que no hay una batalla por las semillas, sino que se comparten y así nunca se acaban”. Porque si algo viene a la cabeza cuando se piensa en esta activista son las frases más potentes que se le han dedicado a una semilla, como esta que aparece en el nuevo libro, en un exhaustivo capítulo sobre cómo el agronegocio se ha apropiado de la propiedad intelectual de las semillas: “Cada semilla encierra milenios de evolución de la naturaleza, y siglos de trabajo de los agricultores. Es la expresión destilada de la sabiduría de la Tierra y de las comunidades agrícolas”.

"Cada semilla encierra milenios de evolución de la naturaleza, y siglos de trabajo de los agricultores"

Vandana Shiva

“Mi mundo ideal –prosigue– es aquel en el que los campesinos cultivan comida y son reconocidos y venerados por su trabajo y pueden llevar una vida digna. Mi propia madre fue campesina y pudo enviar a sus hijos a la universidad, mientras que hoy los campesinos tienen que sacar a sus hijos de la universidad a causa de este sistema explotador”.

“Mi mundo ideal tiene comida real y no de mentira, venenosa, con la que te empachas y te enfermas. Mi mundo ideal es habitado por personas que reconocen la creatividad de la Tierra para mantenernos, porque ahí es donde reside nuestra inteligencia: entender cómo son esos procesos, también inteligentes, de la Tierra y cómo trabajar con ellos en lugar de destrozarlos”.

“Mi mundo ideal es aquel en el que los campesinos cultivan comida y son reconocidos y venerados por su trabajo y pueden llevar una vida digna.

Vandana Shiva

“Y las mujeres, en mi visión de un mundo ideal, tienen una ventaja. Porque por haber sido dejadas de lado en las conquistas, saben cómo no hay que conquerir ni dominar. A nosotras nos dejaron a cargo una parte del mundo que no se consideraba importante, pero eran las tareas más reales: cuidar a la familia y proveerla de comida y agua. Y si hoy queremos tener un futuro como especie, los valores que necesitamos son los de cómo vivir con la naturaleza y cómo cuidar a los otros. Necesitamos el conocimiento de saber compartir, una capacidad que vamos a necesitar cada vez más y más en el futuro, porque en un período de privatización, de extracción, hay que saber sobrevivir, compartir y cuidarse. Los tres son conocimientos de las mujeres, aunque ahora a este le llame ‘inteligencia emocional’. Las mujeres que tienen esos conocimientos serán las maestras de cómo ser humanos en el futuro".

Por último, preguntamos a Vandana Shiva por dónde empezar a cambiar:

1. Cualquier persona joven debería reconocer que trabajar con las manos no es una degradación. Es nuestra humanidad y el máximo peldaño de evolución de nuestra especie, porque interconecta manos, cerebro y corazón”.

2. ¡Cocina! Tu madre cocinaba y se trataba como si no fuera un trabajo, una actividad que suponía un retroceso. Pero su cuidado nutritivo es la razón por la que has llegado hasta aquí. Ve a cursos de cocina. Pídele a tu abuela que te enseñe a cocinar.

3. Guarda semillas. Empieza un huerto. Que cultivar alimentos sea tu parque del recreo.

4. Crea comunidad. Porque no somos simples productores y consumidores, somos parte de una familia humana, de una comunidad alimentaria. Todo es alimento y los alimentos nos conectan los unos a los otros.

5. Nunca tengas miedo del poder por brutal, deshonesto y engañoso que sea.

¡Cocina!

Vandana Shiva

Y para los que piensen que hacer la revolución sale caro, Vandana Shiva ofrece un último apunte: “estamos viviendo los últimos episodios de un sistema muy engañoso, que nos ha hecho creer que todo lo que realmente le sale caro al planeta, parezca barato para el consumidor. El coste muy alto que se paga en la producción con transgénicos, en combustibles fósiles, con patentes y royalties, y luego parece que la comida es barata. Es un falso barato. Ese no es el precio verdadero. Vivir alineado con la Tierra, con la justicia social, sintiendo que la vida que llevas respeta las leyes de derechos humanos y del planeta, no es costoso. Es lo única forma de vivir”.

“Y tal vez será difícil cambiar, pero ¿quién ha dicho que no vayamos a disfrutar del proceso?”.

share