PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Un brote de salmonela enciende un debate feroz sobre la fruta precortada

H

Adobe Stock
 

"A todos los que dicen '¿Por qué no cortas tú mismo la fruta?': las personas solteras existen y no siempre queremos un melón entero"

R.M.T

12 Junio 2018 13:31

Otra alerta alimentaria tiene a Estados Unidos en vilo. Si el mes de mayo pasado la epidemia de e.coli en la lechuga romana se saldaba con 197 enfermos, de los cuales 89 fueron hospitalizados y 5 murieron, este mes le ha tocado el turno a los melones y sandías infectados por salmonela. El foco se halla en la empresa que los corta y envasa, y a pesar de que las razones de la contaminación todavía no están claras, los motivos más frecuentes suelen ser una mala manipulación de los alimentos.

De forma inesperada, ese brote de salmonela ha causado otro brote, pero de debate: ¿sí o no a las frutas precortadas? A bote pronto, podría decirse que lo de comprar las frutas es una mezcla entre ahorrar tiempo, vagancia, comodidad, querer pagar más por menos y un uso injustificable de demasiado plástico, alegaban los detractores de las frutas cortadas.

De esas opiniones juiciosas se quejaban los usuarios que defendían que las frutas cortadas pueden ser una solución buena y necesaria en muchas situaciones. Por ejemplo, tal y como decía la usuaria Heather Joleen, en la discusión que se formó en Facebook bajo la noticia que publicó CNN, que acumula más de mil comentarios, hay mil y una razones para comprar fruta precortada:

"Alguien con manos inestables. Alguien con una discapacidad física o dificultades en usar sus extremidades o manos. Personas con artritis en las manos que no pueden agarrar suficientemente bien. Gente viajera. No soy tan vieja, pero mi brazo derecho no está bien. Perdí fuerza. No puedo cortar mássandía o patatas en mi vida. Mucha gente. Muchas razones. No importa cómo de conveniente es o no la fruta precortada. Debería preparase APROPIADAMENTE para empezar".

Sin olvidar algo tan lógico como una cuestión práctica. Lacey Holland decía que esos vasitos de fruta precortada son una opción a considerar: "A todos aquellos diciendo por qué no cortas la fruta tu mismo: las personas solteras existen, y no siempre queremos comer una sandía entera".


Los contagios empezaron el 30 de abril, ya se ha encontrado y confirmado en el melón y la sandía precortados y envasados de la marca Caito Foods, en cuyas instalaciones se habría originado el brote, de venta en diez grandes supermercados, como Walmart, Kroger, Costco y Whole Foods en Georgia, Illinois, Indiana, Kentucky, Michigan, Missouri, Carolina del Norte y Ohio.

La cepa causante del brote, salmonella adelaide, es poco frecuente y fue descubierta por Nancy Atkinson en 1943, una autoridad en el campo de la bacteriología que encabezó la investigación de salmonela, el desarrollo de antibióticos y vacunas y aisló el virus de la polio.

Falta por determinar qué habría causado el brote, aunque las causas más probables está una mala manipulación de las frutas, no respetar la higiene necesaria o la cadena de frío. Cabe recordar que la bacteria de la Salmonella se encuentra en el tracto intestinal de muchos animales (animales de granja, moluscos, humanos, aves, etc.), que son excretadas en las heces

De momento, 60 personas han sido intoxicadas, de las cuales 31 han tenido que ser hospitalizadas, según explica el Center for Disease Control (CDC), que ha indicado que la investigación está en curso para terminar si los productos contaminados también han llegado a otros estados. Para identificar posibles brotes, los investigadores están usando el sistema PulseNet, la red nacional de la agencia de salud pública y alimentaria en el que se rastrean las huellas genéticas que el virus deja en los pacientes enfermos mediante la secuenciación del genoma y la electroforesis en gel en campo de pulsos.

El CDC aconseja no comer los productos que han sido retirados y revisar si se ha comprado un producto de estas características. En caso de haber comprado melón o sandía precortados y no recordar el punto de venta, lo mejor es tirarlos. También es importante acudir de inmediato al médico si crees que puedes haber contraído la enfermedad, que se manifiesta en forma de diarreas, fiebre y dolores abdominales que no remiten.

Aquí se puede consultar la lista completa de los productos retirados.

share