PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Dos hombres negros detenidos en un Starbucks por sentarse sin consumir nada

H

Getty Images
 

Dos negros en una cafetería sin nada en la mesa es suficiente motivo para terminar en la cárcel en EEUU

R.M.T

16 Abril 2018 14:31

A pesar de la lluvia, Philadelphia amanece hoy con una manifestación convocada por Philly REAL Justice y Black&Brown Workers Cooperative, para protestar por el caso de racismo galopante que ocurrió el jueves en un Starbucks de la ciudad.

A las 16:40 de la tarde, un empleado de la cafetería ubicada en la calle 18th llamó a la policía porque había dos hombres negros que se habían sentado en el local y no habían comprado nada para consumir. Media hora más tarde, los dos hombres estaban esposados y arrestados en comisaría.

Según la policía, el manager de la cafetería los llamó porque dos clientes estaban incumpliendo la política de la empresa, es decir, sentarse en el establecimiento sin estar consumiendo ningún producto de Starbucks. Cuando los policías llegaron, quisieron echar a los dos hombres y ellos se negaron y afirmaron que estaban esperando a un amigo. Eso fue suficiente para que la policía los enmanillara y los llevara arrestados a comisaría, de donde no salieron hasta las 2 de la madrugada siguiente.

Algunos de los clientes blancos allí presentes no podían creer lo que veían, ya que Starbucks es una cafetería bien conocida por estar siempre poblada de personas con portátiles que se pasan allí horas, sentados en sus butacas y sofás. Uno de esos clientes grabó la detención y Melissa DePino, escritora, lo colgó en Twitter y se viralizó en poco tiempo.

No tardaron en aparecer las personas que decían que todavía no se sabía la verdad de lo que había pasado, que tenía que haber pasado algo más. “Esa asunción es gran parte del problema. Ocurre. Todo el tiempo. Solo que ni a ti ni a mí. Créetelo y habla”.

Por suerte, la mayoría de los que comentaron cuestionaban con indignación que esa hubiera sido la acción correcta por parte de Starbucks, ya que les parecía desproporcionada y empapada de racismo.

Esa mierda del Starbucks parece sacada de un periódico de la América del 1965.

Hey Starbucks, ¿cuál es tu política a cerca de la gente que en tus cafeterías no está consumiendo comida? ¿Llamar a la policía?

La frase más interesante del CEO de Starbucks: "Nuestro manager nunca quiso que arrestaran a estos dos hombres..". Sería interesante escuchar qué pensó él/ella que pasaría cuando se llamó a la policía a causa de dos hombres negros".

No me digáis que sólo fue un empleado. ¿A caso el manager le dijo que parara, que era una exageración llamar a la policía? ¿A caso el supervisor del manager a despedido a alguien para demostrar que esto es inadmisible? ¿Ha ofrecido compensación la compañía?

Starbucks fue rápido en contestar así: "Estamos revisando el incidente con nuestros compañeros, la policía y los clientes para determinar qué ocurrió y que dió lugar a este resultado desafortunado".

Y luego publicó un comunicado firmada por su CEO, Kevin Johnson. En ella, el CEO afirmaba que se desplazaría a Philadelphia para pedir disculpas a la cara a los dos hombres arrestados.

“El vídeo grabado por los clientes es muy duro de ver y las acciones que en él suceden no son representativas de la Misión y los Valores de Starbucks. Crear un ambiente que es tanto seguro como agradable para todos es la máxima de cada una de nuestras tiendas. Desgraciadamente, nuestras prácticas y entrenamiento han dado lugar a un mal resultado -la razón para llamar a la policía de Philadelphia era incorrecta. Nuestro manager de la tienda nunca quiso que estos hombres fueran arrestados y esto no tendría que haber escalado de la forma en que lo hizo”.

También se comprometía a formar mejor a sus baristas para que sepan cuándo se necesita asistencia policial, a reunirse reuniones en toda la compañía para compartir lo aprendido, discutir sobre los próximos pasos a seguir y a revisar su compromiso de “tratar a todo el mundo con respeto y dignidad”.

Sin embargo, las disculpas han parecido algo “tibias” y un simple “lavado de cara” al activista de Black Lives Matter, Asa Khalif, que ayer organizó unas protestas en la cafetería, donde se presentó con unas 75 personas para pedir la despedida del manager de la cafetería y a todos los policías de Philadelphia que participaron en el arresto. Finalmente, pudieron comunicar su malestar y descontento a la vicepresidenta de Starbucks, Camille Hymes, que se había desplazado hasta allí. A pesar de la protesta pacífica, acudieron 24 policías a cubrir la manifestación y hoy otros tantos. Y según Steve Keeley, reportero para Fox News, la única compra que se ha hecho hoy en ese Starbucks ha sido por parte de un policía.

[Vía Philly.com]

share