PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Éstas son los 2 principales causas de infidelidad entre los jóvenes Food

Food

Éstas son los 2 principales causas de infidelidad entre los jóvenes

H

 

Dos razones

C.M.

14 Agosto 2017 06:00

Stocksnap

Un nuevo estudio publicado por la revista académica Journal of Sex Research sugiere que la infidelidad de muchos jóvenes responde a la necesidad de averiguar quiénes somos en el camino hacia la madurez.

Investigadores de la Universidad de Tennessee encuestaron durante seis meses a 104 jóvenes con 22 años de media y un historial de infidelidades. En el proceso, los participantes revelaron detalles de sus relaciones actuales y pasadas, escribieron las razones de sus engaños y respondieron a preguntas sobre lo unidos que estaban a sus parejas.



De acuerdo al estudio, dos razones antagónicas destacan entre las referidas por los jóvenes para poner los cuernos: interdependencia e independencia.

La primera ocurre cuando la persona infiel siente que sus inquietudes amatorias no están siendo satisfechas, que a menudo se traduce en una mala comunicación, falta de chispa y desenamoramiento. Esa carencia fue citada por el 73% de los encuestados, mientras que un 20% se refugió en lo contrario: la necesidad de no sentirse atados.



Paralelamente, 65 personas se refirieron al alcohol, la atracción por la novedad y la emoción de lo prohibido como factores motivadores de la infidelidad. Una de las participantes, de 23 años, declaró: “No estaba preparada para tener ataduras, sino más bien ansiaba algo emocionante y atrevido. La comodidad del noviazgo estable no es para mí. Es más emocionante intimar con alguien distinto”.

Las generaciones actuales crecemos en direcciones distintas a las de nuestros padres debido, en parte, a la precarización laboral y el difícil acceso a la vivienda. Ambos factores, unidos a la cultura del dating casual, promueven la desestandarización del matrimonio-casa-hijos en el que se movían muchos jóvenes de antaño.



Eso origina relaciones volátiles que escapan a la atadura urgente por imperativo social, dando lugar a relatos como el que sigue: “Desde un punto de vista egoísta, mi pareja no me estaba dando suficiente confianza, y otra persona estaba dispuesta a hacerme sentir especial de nuevo en este momento”, explica un encuestado a The Independent.

La psicóloga Jerika Norona, autora principal del estudio, considera que quienes ‘hacen trampas’ terminan sufriendo y por eso vale la pena preguntarles sus motivaciones:  "La etapa de acceso a la adultez está marcada por la exploración y la experimentación, por lo que esa infidelidad puede ser un camino a través del cual los individuos buscan satisfacer sus necesidades de dependencia e independencia que ayudarán en el desarrollo de su personalidad”, cuenta a Broadly.

Prueban y si la cosa no funciona siempre pueden romper, “que también es completamente normal”.

share