PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Esta es la hamburguesa imposible que confunde a veganos y carnívoros Food

Food

Esta es la hamburguesa imposible que confunde a veganos y carnívoros

H

 

Sabe a carne y sangra como la carne, pero está hecha de vegetales

Rosa Molinero Trias

14 Noviembre 2016 14:19

Estos son sus ingredientes: trigo, aceite de coco, patatas y hemo, que es la estrella de la receta.

El hemo, a grandes rasgos, es lo que el cuerpo humano absorbe como hierro y está presente en distintas formas en todos los seres vivos. Sin embargo, la carne animal posee una mayor cantidad que le da su sabor particular.

Y parece que el equipo de Impossible Foods ha sabido cómo hacer que una hamburguesa hecha de vegetales tenga ese sabor.

Para lograrlo, han investigado durante 5 años a nivel molecular todas las características de una buena hamburguesa: textura, jugosidad, aromas y cocción.

Todo ello, afirma el fundador y director Pat Brown, con el propósito de crear un producto sostenible: que sacie el gran apetito carnívoro de los americanos (32 kg de carne roja por cabeza y año) pero sin la huella de carbono que deja la ganadería intensiva.

Según las cifras que proporciona la empresa, su hamburguesa hecha de vegetales “usa un 95% de tierra, un 74% menos de agua, produce un 87% de gases de efecto invernadero y está 100% libre de hormonas, antibióticos o ingredientes artificiales”.En definitiva, podría ser la nueva protagonista de las cadenas de comida rápida si las grandes compañías se lo propusieran.

Según explica Amanda Holpuch en The Guardian, con el primer mordisco sintió como si hubiera interrumpido los seis años que lleva sin comer carne.

“Era sabrosa y grasienta, tal y como una hamburguesa de carne, y el gusto me acompañó incluso tras salir del restaurante. Y aunque no sangraba mucho, sí tenía el toque rosado de la carne hecha al punto".

No obstante, la hamburguesa también tiene sus detractores. Un crítico del New York Post ha afirmado que de los 12 dólares que cuesta, no pagaría ni 80 céntimos. Para él, el plato no consigue llegar a la altura de las hamburguesas veganas.

Por su lado, la catedrática en nutrición Marion Nestle, plantea en su blog Food Politics que los sustitutos de la carne son comidas altamente procesadas y, para ella, artificiales. Y añade que esta es simplemente otra manera que tiene la industria alimentaria de responder a los avisos de “hay que comer menos carne”.

Veganos y carnívoros se preguntan si es necesario simular la sangre de la carne en una hamburguesa vegana.

share